miércoles, 11 de marzo de 2015

BPA, UN NIDO DE RATAS

                        La Autoridad del Principado, a petición del Tesoro de EEUU, interviene la Banca Privada de Andorra (BPA) por blanqueo. Un verdadero nido de ratas que lavaba dinero, entre otros, para la mafia rusa, Venezuela o Gao Ping, en el que, ¡cómo no!, los Pujol tenían su fortuna a buen recaudo. Y, como consecuencia de dicha intervención, el Banco de España toma el control del Banco de Madrid, filial de BPA, dándose la circunstancia de que Soledad Núñez, ex Directora General del Tesoro con el Gobierno de ZP, que formaba parte en julio de 2011 del Consejo de Administración del Banco de España que aprobó la venta del Banco de Madrid a la BPA, ahora forma parte, ¡cómo no!, del Consejo de Administración del Banco de Madrid, que controla la BPA. Y es que esto de las “puertas giratorias” no tiene solución, al igual que otro tipo de conductas poco decorosas, cuando no delictivas, que diariamente nos amargan el desayuno, la comida o la cena. Hoy mismo, mientras el juez Ruz ordena a Hacienda que calcule el fraude del PP, dándole cinco días de plazo para que la Agencia Tributaria obedezca (¿acaso no debiera ser la Agencia la que se apresurara a hacerlo?), Hacienda “pesca”, nunca mejor dicho, en Mercabarna, donde hay un posible delito fiscal de hasta 100 millones, que se estarían birlando a las arcas públicas, es decir, a todos nosotros, en el Mercado Central del Pescado. Y, hoy mismo, cuando se conoce que la piratería en Internet supuso 23.000 millones de euros en 2014, Interior ordena investigar las actividades privadas del comisario Villarejo, de quien, por cierto, Asuntos Internos tiene abiertos dos casos sobre sus actuaciones, pero no da explicaciones (¿nada sabía el Ministerio de las andanzas de uno de sus funcionarios? En fin, con todo este desmadre lo extraño es que no sucedan más asuntos turbios todavía o, seguramente, es que suceden pero ni los conocemos ni, muchos de ellos, los conoceremos jamás.  
            Entretanto, mientras en Génova y en Moncloa hay cierta preocupación por los desafíos de Esperanza Aguirre que, en todo caso, desde su nominación parece ser la única candidata a la alcaldía madrileña, y, mientras Génova pone a un hombre de Rajoy para hacer la lista de Cifuentes, que no la de Aguirre, María Dolores de Cospedal dice, con toda razón, que “no podemos tirar por la borda la recuperación” (en clara referencia a opciones populistas inviables), pues sería ya lo que nos faltaba, en tanto que no descarta dejar la Secretaría General del PP si gana en Castilla-La Mancha, afirmando que “es una opción”, y da por zanjada la polémica sobre las candidaturas de Madrid asegurando rotunda: “no vivo en guerra, y menos con los míos”. Si así es, ¿a qué tanta polémica?
            Por lo demás, destacar tres asuntos más. De un lado, una familia lidera una campaña de denuncia porque el Diccionario no recoge que el término “subnormal” se usa como un insulto y solicita que “síndrome de Down” no se defina como una enfermedad, por lo que piden a la RAE que cambie la acepción del término. De otro lado que un tribunal prohíbe a la Casa de Alba vender una carta manuscrita de Cristóbal Colón. Y, como guinda, las revelaciones de José Bono en su nuevo libro de memorias, recogiendo, entre otros asuntos, las tensiones del proceso de aprobación del texto del Estatuto de Cataluña, al extremo de que Artur Mas llegó a decir a Zapatero: “Tú ve poniendo el dinero y yo quito lo de nación” (sin comentarios).
            Y justo en el aniversario del fatídico 11-M, el Estado Islámico eleva la amenaza a España, pues en el último número de la revista “Dabiq”, portavoz oficial de los terroristas, aumenta las referencias a nuestro país por las detenciones y amenaza a los imanes “díscolos” de Madrid; por su parte, los dos yihadistas arrestados en Ceuta estaban preparados para atentar de forma inminente, bien en España o en cualquier otro lugar de Europa.
            En temas del exterior, destacar que mientras Francia debate si la sedación de los enfermos terminales es un derecho (en el fondo subyace el tema de la eutanasia), en Venezuela, no sabemos si con mensaje desde el más allá a través del periquito que le comunica con Chávez, Maduro recurre a la “amenaza imperialista” para solicitar “superpoderes” y gobernar a golpe de decreto en su lucha contra EEUU, empleando ante su pueblo las sanciones de Obama al régimen chavista como excusa para buscar más poder… y los venezolanos cada vez más sometidos, más arruinados y con menos libertad.
            Y ¿qué le pasa al Real Madrid? En un caótico partido de vuelta en el Bernabeu, pierde 3-4 ante el Schalke, aunque, de milagro, se clasifica para cuartos de Champions gracias al partido de ida en Alemania que ganó por 2-0.

                                                Jorge Cremades Sena