sábado, 14 de marzo de 2015

CIUDADANOS, CLAVE PARA GOBERNAR ANDALUCÍA

                        Según la última encuesta de SigmaDos y pasado el ecuador de la campaña electoral andaluza, el PSOE ganaría las elecciones con el 33´1% de votos y obtendría entre 41 y 44 escaños (en 2012, 39´5% y 47 escaños), seguido del PP con el 26´8% y entre 32-36 esc. (en 2012, 40´7% y 50 esc.), de Podemos con el 15´2% y entre 16-18 esc., de Ciudadanos con el 11´4% y entre 11-12 esc. y, finalmente, de IU con el 6´8% y 4 esc. (en 2012, 11´3% y 12 esc.), sin que el resto de partidos obtenga el mínimo porcentaje para tener representación en la Asamblea de Andalucía. Así las cosas, el desplome espectacular del PP (que pierde el 13´9% de sus votos y unos 16 escaños) y la caída del PSOE (que pierde el 6´4% y unos 5 escaños) y de IU (que pierde el 4´5% y 8 escaños) dejan al PSOE como único partido con capacidad de gobierno, siempre que Podemos o Ciudadanos, los dos nuevos partidos que irrumpen con fuerza en Andalucía, estén dispuestos a coaligarse con Susana Díaz o permitirle que gobierne en minoría con acuerdos puntuales, por lo que, teniendo en cuenta la manifiesta posición antisistema de Pablo Iglesias, al menos de palabra, lo más razonable es que Albert Rivera, es decir, Ciudadanos se convierta en el partido clave para gobernar Andalucía durante la próxima legislatura, máxime cuando la tendencia de cara a los días que restan de campaña apunta a un estancamiento de Podemos, que toca techo, y un alza aun mayor de Ciudadanos. No sabemos, en todo caso, si Pedro Sánchez, que se acaba de estrenar en la campaña compartiendo mitin en Almería con Susana Díaz, influirá positivamente en lo que resta de campaña, aunque, al parecer, sólo tiene previsto otro mitin; una imagen de desencuentro entre Pedro y Susana que para nada favorece de cara a los resultados. Bueno, y ya que hablamos de sondeos, que, al fin y al cabo es de lo que se trata (el sondeo definitivo será el resultado electoral), según el barómetro catalán CiU y Esquerra se quedarían en minoría por primera vez en tres décadas en les Corts, en tanto que crece el “no” a la independencia entre los catalanes, una mayor oposición al independentismo que demuestra, entre otras cosas, el hartazgo ciudadano a las irresponsables políticas de los independentistas.
            Y mientras el Gobierno cambia la figura de “imputado” por la de “investigado”, para aliviar la carga peyorativa del término, el Servicio Antiblanqueo propone sancionar al Consejo de Banco Madrid, expedientado por operar con el “capo” Petrov, por tres infracciones graves, que le pueden suponer hasta 180.000 euros y un apercibimiento público a cada uno de sus miembros; así que Economía remite el caso a Fiscalía al detectar indicios de delito de blanqueo. Entretanto, el juez Ruz procesa a Bertomeu, a Rosell y al Barça por tres delitos fiscales y administración desleal, por lo que el fichaje de Neymar podría llegar a costarle al club, tras las posibles multas, unos 181 millones de euros.
            Mas preocupante es, desde luego, el creciente peligro yihadista, por lo que la policía intensifica la captura de islamistas, como la célula desarticulada por las fuerzas de seguridad que contaba con ocho miembros, alertando además del riesgo de ataques de “lobos solitarios” en cualquier parte de España. El detenido en Ávila tenía una foto en el cartel de carretera anunciador de la Comunidad de Madrid, en el que aparecía pintado un mensaje y una sura del Corán, entrando a tierras madrileñas disfrazado y con una bandera del Estado Islámico, que podría ser indicio de que Madrid sería un objetivo concreto del yihadismo radical.
            Y mientras Mohamed VI aprovecha la oportunidad que le da Zapatero, en su viaje a la antigua Villa Cisneros, saludándole junto al resto de participantes del foro, con un “Bienvenido al Sahara marroquí” (¡dónde está la vieja amistad socialista con el pueblo saharaui!), Rusia aprovecha la crisis entre EEUU y Venezuela, alineándose con Maduro bajo el amparo de sus “estrechos lazos de amistad y asociación estratégica” (¿no acabó ya la “guerra fría”?). Entretanto, el Gobierno alemán anticipa cinco años más de austeridad en Alemania y da un ultimátum a Grecia, al extremo de que Schauble, titular de Finanzas alemán, no excluye una salida desordenada del euro para los helenos si siguen sin cumplir los compromisos; y entretanto se conoce que los líderes populistas no viven nada mal, pues, por ejemplo, Varufakis, reside en un piso burgués al pie de la Acrópolis y disfruta de otra vivienda en una isla.   

                                                Jorge Cremades Sena