viernes, 13 de marzo de 2015

VENEZUELA Y PODEMOS

                        Mientras Zapatero vuelve a irritar al Gobierno viajando al Sahara, teniendo previsto intervenir en Dajla en el foro de Cras Montana (un “lobby” suizo pro marroquí) y provocando que hasta el PSOE se desmarque de su iniciativa, Podemos, una vez más, vuelve a ratificar sus buenas vibraciones con la Venezuela del régimen de Maduro. En esta ocasión ha sido en el Parlamento Europeo, votando en contra de una resolución en que se pide al régimen venezolano que termine con la represión y libere a los opositores políticos, encarcelados de forma arbitraria y caprichosa. No en vano, tratando la decisión por pasiva y de forma pormenorizada, Podemos se estaría negando a rechazar la detención del alcalde de Caracas y otros opositores a Maduro, inaceptable en cualquier democracia que se precie, sea su gobierno de izquierdas o derechas. Lamentablemente Podemos no ha estado solo en tan democrático gesto, ya que, al igual que Pablo Iglesias y los suyos, también han rechazado la resolución europea los representantes de IU, ERC; Compromís e ICV, avalando la máxima de que Dios los cría y ellos se juntan, en este caso, no poniendo reparos ni condenando las “detenciones arbitrarias” de un régimen dudosamente democrático (siendo yo benévolo) por el mero hecho de simpatizar ideológicamente o compartir vecindad con el espectro marxista-leninista. ¡Qué no harían todos ellos si las detenciones arbitrarias las hiciera un gobierno de extrema derecha propenso, como el chavismo, a actitudes totalitarias! Se lo imaginan, ¿verdad? Pues, eso. Y, entretanto, Leopoldo López, líder opositor venezolano, manifestando desde la cárcel que sus compatriotas necesitan “unidad; unidad en la calle y unidad en el voto”, mientras la represión de Maduro prosigue hasta límites intolerables. Es de un cinismo indecente presentarse ante la gente con la careta de demócratas y transigir después con regímenes dudosamente democráticos del signo que sean. Los auténticos demócratas no lo son únicamente a ratos o según las circunstancias o los intereses particulares y, desde luego, siempre condenan decisiones gubernamentales de marcado signo totalitario, procedan de quienes procedan.
            No extraña pues, ni entra dentro de lo extraordinario, la noticia de que Podemos y Bildu pactaran reunirse en Francia para cerrar una coalición entre ambos, aunque el encuentro en Las Landas se suspendiera al sospechar que estaban siendo vigilados. Una cita frustrada que promovió Oskar Matute, líder de “Alternativa”, ante la fuga de voto abertzale a los populistas, por lo que Pablo Iglesias viajaría desde Bruselas para unirse a la entrevista con Rufi Echeverría y Hasier Arraiz. Asunto que entra dentro de lo normal, especialmente en este año tan electoral que propicia que fuerzas políticas que comparten buena parte de sus objetivos políticos e ideológicos intenten consolidar alianzas en pro de una mayor rentabilidad electoral. Y lo deseable es que los votantes las conozcan para facilitarle su elección con total conocimiento de causa. Por tanto, bienvenidas sean estas coincidencias de Podemos y del resto de partidos minoritarios que pivotan en su órbita para que todos sepamos dónde está cada uno y a lo que juega.
            Tampoco extraña ya, pues a estas alturas ya estamos curados de espanto, que UGT pagara parte de sus gastos con las famosas “tarjetas black” de Caja Madrid, la vaca que amamantaba a tanto sinvergüenza, tal como un dirigente sindical admite ante el juez  (en este caso una entrega de 80.000 euros), con lo que el sindicato financiaba parte de sus actividades y gastos… teniendo presente todo lo acaecido en Andalucía, no sólo con UGT sino también con CCOO, según los sumarios que se están investigando, lo de Caja Madrid es más que previsible. Y mientras Fiscalía pide a EEUU que entregue los datos del ático (Consuelo Madrigal, Fiscal General del Estado, reclama en efecto al embajador James Costos que acelere la comisión rogatoria a Delaware para determinar la propiedad del dúplex de Ignacio González), el Supremo investiga si una filtración ayudó a huir al etarra Plazaola, mientras se sabe que la Audiencia ordenó detenerlo cuando el juzgado ya estaba cerrado, pues la guardia acabó a las ocho. Añadir además que un contratista le dio 5.000 euros al Delegado del Gobierno en Valencia para una cacería. En fin, es el elenco de noticias sobre sinvergonzonerías, irresponsabilidades, negligencias e irregularidades incomprensibles.
            Y para acabar la crónica de hoy, añadir que el Papa Francisco, que cumple dos años de Papado, considerará pecado atacar al medio ambiente en su próxima encíclica (si uno de los mandamientos dice “no matarás”, está más que justificado cuando el muerto es el Planeta Tierra); que, después de medio siglo, Cuba y EEUU (inmerso éste en un rebrote racial en Ferguson) establecen su primera conexión telefónica, con línea directa entre La Habana y Miami (ya era hora); y, finalmente, que Ferraz frena a Susana Díaz, recordándole que ella no decide sobre los pactos (al menos, de momento, ya que habrá que ver cómo termina la eterna guerra interna en el PSOE que tanto daño le viene causando).  

                                                Jorge Cremades Sena