jueves, 12 de marzo de 2015

LA FUGA DE PLAZAOLA

                        Mientras se conoce la noticia de que Prisiones corta una comunicación entre un jefe de ETA y un miembro del Gobierno Vasco, el etarra Plazaola huye de la Justicia y está en paradero desconocido. Un asunto no baladí teniendo en cuenta que la actual libertad de Plazaola se debe a una serie de irregularidades o fallos de nuestro sistema judicial y policial que no tiene por dónde cogerse. En principio, mientras cumplía condena por delitos terroristas, es excarcelado en diciembre por tres jueces de la Audiencia al considerar cumplida su condena computándole los años de prisión cumplidos en otro país europeo. Ya en libertad y recurrida la decisión, el Supremo considera que debe volver a prisión desestimando así la decisión de la Audiencia, pero, curiosamente, la decisión del Supremo trasciende a las 12´40, mientras que los agentes no reciben la orden de detenerle de nuevo hasta las 17´30. Y, obviamente, blanco y en botella, leche. Cuando llegan al domicilio del etarra en el pueblo guipuzcoano de Oñate, los agentes se encuentran en la puerta un “muro popular” proetarra de unas 50 personas para evitar su detención… y, obviamente, en el piso no está Plazaola, ha huido. Un verdadero fallo policial tras una filtración permite así la fuga del etarra, mientras la Guardia Civil cree que podría estar en Francia tras salir disfrazado de su vivienda con ayuda de proetarras. Por su parte el Ministro considera que de haber tenido algún tipo de vigilancia especial tras su excarcelación el Gobierno hubiera incurrido en una ilegalidad. Ahora procede pues abrir una investigación sobre la supuesta filtración, sobre la tardanza en ordenar la detención tras el fallo del Supremo, y etc etc. Entretanto la gente ya está harta de tanto error, tanta negligencia, tanta discrepancia entre las instancias judiciales y, en definitiva, de tanta ineficacia en asuntos de tanta trascendencia y seguridad. Si lo que falla es la ley, cámbiese; si, son las instituciones, mejórense; y si son los funcionarios, sanciónense. Por el bien común, las cosas no pueden seguir así.
            Por otra parte, mientras el fiscal no ve delito en el caso de los 200.000 euros en la campaña de Cospedal (un alivio sin duda para los populares), Bárcenas acusa al PP de financiación ilegal durante las europeas de 2004, dennciando además pagos irregulares de empresarios en Baleares. Y mientras Hacienda busca fraude en miles de dominios de Internet, se conoce que una sociedad del comisario y empresario Villarejo estuvo radicada en un paraíso fiscal, sin que, por lo visto, Hacienda se enterara. En fin, la reseña cotidiana de los asuntos turbios.
            Por cierto, hablando de paraísos fiscales, Linde, el Gobernador del Banco de España, fuerza la dimisión del Consejo de Administración de Banco Madrid, que dimite en pleno, mientras inspectores del Banco de España supervisarán la auditoría interna para detectar el posible lavado de dinero. El patrimonio gestionado por la filial del andorrano BPA creció nada menos que un 100% desde 2012… todo un éxito bancario, donde los Pujol tenían bloqueados 1´7 millones de euros.
            En cuanto a otros asuntos se refiere, destacar que Génova deja para después de las andaluzas la negociación de Aguirre y Cifuentes sobre las listas de Madrid (mejor no avivar el fuego de las discrepancias internas); que el Ministro Morenés se niega en el Congreso a pedir perdón y disculpas a la capitán Zaida Cantera, acosada sexualmente por un superior (polémica avivada por UPyD que considera insuficiente la sanción impuesta al agresor); que las constructoras proponen que se pague peaje en todas las autovías (una fórmula para invertir lo recaudado en infraestructuras); y que Susana Díaz advierte de que no admitirá interferencias en sus posibles pactos (un pulso a Pedro Sánchez en toda regla, como si las decisiones de un partido en sus máximos órganos fuesen interferencias para los órganos dependientes jerárquicamente de ellos). Y destacar asimismo que los restos hallados en las Trinitarias de Madrid son de Miguel de Cervantes según los investigadores… con el permiso de los independentistas catalanes, quienes, tras adjudicarse la nacionalidad del universal escritor, seguro que ahora dirán que obviamente fue enterrado en cualquier lugar de Cataluña aún por descubrir, al igual que el original del Quijote en catalán antes de ser traducido al castellano.
            Y en asuntos del exterior, mientras el Ejército iraquí logra su mayor victoria militar contra el yihadismo, tras arrebatar al Estado Islámico el control de Tikrit, aunque siguen atacando a otras ciudades, Maduro en Venezuela detiene a quince grandes empresarios en tanto que la Organización Internacional del Trabajo le exige explicaciones por los arrestos clandestinos, cada vez más intolerables.

                                                Jorge Cremades Sena