domingo, 21 de agosto de 2016

BLOQUEO O GOBERNABILIDAD



                        Mientras, según NCReport (aunque, como digo siempre, sólo se trata de encuestas), el 67´8% de los votantes del PSOE pide que Sánchez no fuerce otras elecciones y prefiere que, con contrapartidas obviamente, se negocie la abstención para desbloquear la investidura de Rajoy (única posible de momento), Pedro Sánchez insiste en que el pacto Rajoy-Rivera no cambia su tozudo “no” y, dando una vuelta de tuerca más, añade que tampoco está dispuesto a apoyar los Presupuestos, cuando lo más sensato sería sentarse a negociarlos y a mejorarlos. Entretanto los equipos negociadores azules y naranjas se disponen a discutir el acuerdo de investidura y Ciudadanos pretende que la dimisión de los legisladores investigados sea inmediata. Así, tras sellar PP y C´s un pacto anticorrupción, los de Rivera, haciendo una lectura correcta del resultado de las elecciones, se comprometen a dar un “sí” en un claro gesto de responsabilidad política y de democracia, esperando los negociadores tener un documento en una semana, pues cuando hay voluntad de resolver los problemas sí se puede, como dirían los podemitas, autoexcluidos en estos momentos, como los socialistas, de la gobernabilidad de España. Como en cualquier negociación, proporcional obviamente al peso electoral de cada uno de los negociadores, Ciudadanos retira de sus líneas rojas el fin de las diputaciones provinciales y se conforma con reducir su tamaño de forma drástica, mientras traslada al PP un centenar de reformas, entre ellas la de la Justicia, mientras aprovecha la incomprensible parálisis del PSOE para disputarle su espacio, en tanto que Sánchez se lleva su “no” rotundo de vacaciones a Ibiza, con la manida muletilla “es el tiempo de Rajoy”, mientras se queja desde allí, no de que se puedan repetir las elecciones por tercera vez, sino de que se repitan el Día de Navidad (otra polémica como cortina de humo), es decir, que lo anecdótico se presenta como sustancial y viceversa, mientras Santamaría le recuerda que rechazó negociar la fecha de la sesión de investidura con el Presidente y Feijóo, el Presidente de la Xunta, dice que el “no es no” de Sánchez “es fruto de su inexperiencia y frivolidad” y acusa al PSOE de hacer fuerte a Rivera por “dimitir de su responsabilidad histórica” ya que “habrá Gobierno cuando les importe más el futuro de España que el suyo”. Y entretanto, mientras el PSOE excluye convocar Comité Federal para reconsiderar el rechazo a Rajoy, las negociaciones PP-C´s parecen avanzar en aspectos como la petición de primarias al PP, un cambio de política social, modificar algunas leyes para mejorarlas pero no derogarlas, mientras el PP logra que C´s retire el nombre de Bárcenas, que no la comisión de investigación, del pacto anticorrupción. Así anda el previsible rifirrafe, las presiones y los argumentos de unos y otros, que, al final, serán valorados debidamente por los ciudadanos, dando o quitando razón a unos u otros por sus respectivos comportamientos.
            En cuanto se refiere a otros asuntos, que también los hay, cabe destacar que los nuevos criterios duplicarán las ayudas a las víctimas de Spanair; que el turismo en España bate todos los records este verano; y que unos 40 inmigrantes subsaharianos logran saltar la valla que separa España de Marruecos y llegan al centro de estancia temporal de Melilla.
            Por cierto, hablando de inmigración, cabe destacar que la política migratoria está hundiendo la popularidad de Merkel y que en Alemania proponen prohibir el burka en espacios públicos. ¡Ah!, y dimite el segundo jefe de campaña de Trump en dos meses (¡menudo record!), ya que Paul Manafort había sido acusado de oscuros vínculos con Rusia.
            Y mientras los JJOO de Río tocan a su fin nuevas medallas van cayendo a favor de España. Mientras la selección masculina de baloncesto jugará por el bronce contra Australia tras perder en semifinales contra EEUU por 76-82, que no está nada mal, la selección femenina se hace con la medalla de plata, con sabor a oro, al caer ante una imbatible selección norteamericana. Por otro lado, Carolina Marín se hace con la medalla de oro de bádminton, siendo la onubense la primera campeona olímpica en dicha disciplina nacida en Occidente; mientras Ruth Beitia consigue también el oro en salto de altura; y el piragüista Graviotto añade a su ya conseguida medalla de oro un bronce en la modalidad KI200m.
Jorge Cremades Sena