sábado, 27 de agosto de 2016

ÚLTIMOS ESCOLLOS



                        Intentando salvar los lógicos escollos en cualquier tipo de negociación, los equipos negociadores del PP y Ciudadanos, que dan un ultimátum para cerrar el acuerdo de investidura, que la dejaría a muy pocos escaños de la mayoría absoluta o a muy pocas abstenciones de la mayoría simple en la segunda votación, prosiguen con su intenso trabajo para lograrlo. Tanto Rajoy como Rivera, que se implican directamente, están empeñados en que los últimos escollos no supongan un bloqueo que enturbiaría más aún el ya incierto éxito de la investidura, ante la persistente negativa de Sánchez (y del resto de líderes políticos) a desbloquearla, pero, en todo caso, eso ya sería su problema. Asimismo tanto Rajoy como Rivera, descartan un acto solemne para la firma. A pesar  del ultimátum dado por Rivera, los populares piensan que finalmente llegarán a firmar el acuerdo pese a las exigencias de Rivera. Aunque las mayores dificultades se centran ahora en las “partidas de gasto”, condicionado y limitado obviamente por las exigencias de la UE, ya se ha recorrido un buen trecho en la negociación, incluida la reforma del Poder Judicial, cuya mayoría de miembros sería elegida por jueces y no por los partidos políticos lo que incrementaría su independencia y no se descarta que sobre la partida de gasto se llegue a un consenso “intermedio”, por lo que se espera una inminente firma del acuerdo. En todo caso, Sánchez, sigue empeñado en su apriorístico “no” a la investidura y en su apriorístico “no” a los Presupuestos, antes de conocerlos, por lo que, salvo sorpresa de última hora, ni habrá Gobierno ni Presupuestos de momento y lo que sí habrá es repetición de elecciones, por más que los líderes socialistas digan que no las habrá, que no se apoyará al PP y que no se presentará una alternativa con los radicales (las tres cosas son, simplemente, imposibles a la vez). Ya se especula que lo que realmente quiere el líder socialista son elecciones, y, al efecto, anuncia que, aunque Rajoy no fuera el candidato (asunto que absurdamente proponen ahora algunos barones como salida al bloqueo, sin pensar que es impresentable cambiarle los liderazgos a partidos ajenos, cuando debieran plantearse si son adecuados los propios) o que, aunque lo cambiaran los populares como baza negociadora, seguiría diciendo “no” al PP hasta el final. Al efecto, ya ha propuesto, pensando más en elecciones que en el desbloqueo, acortar la campaña electoral para que se celebren el 18 y no el 25 de diciembre, asunto que apoya tanto Ciudadanos como Podemos y que el propio Gobierno no descarta, siempre que la pertinente reforma legal sea posible. Seguramente, ante la mínima subida que le dan las encuestas y ante el suelo electoral socialista (empeorarlo ya casi es imposible), que ha tocado fondo, Sánchez esté animado a propiciar nuevos comicios que le den unos cuantos escaños más, lo que vendería como éxito a los suyos, para que le sirvan como argumento para seguir liderando un partido con una tremenda crisis interna y desnortado, como evidencian no pocas voces cualificadas del propio PSOE. Por su parte, Rajoy, tal como hizo Sánchez, se reserva el martes para su discurso de investidura, siendo el inicio del debate el día siguiente.
            Entretanto, mientras la CUP presiona a Puigdemont, exigiendo un ilegal referéndum en junio de 2017 y la desconexión en agosto, Otegi enfrenta a los miembros de la Junta Electoral antes de que decidan, recusando a uno de ellos por haber anunciado en una entrevista que no darían vía libre a la candidatura; es la observancia escrupulosa de la legalidad y sus recovecos procedimentales por parte de los totalitarios independentistas cuando las leyes pueden favorecerles, que contrastan con la desobediencia y el desprecio más absoluto a las mismas cuando les impiden llevar adelante sus antidemocráticos objetivos. En definitiva, el uso indecente y arbitrario del Estado de Derecho sólo para lo que les conviene: garante de derechos y libertades para lo que les interesa y mordaza opresora para lo que no. En fin, sin más comentarios.
            En cuanto a otros asuntos cabe destacar que el 66% de los pensionistas cobra menos de 1.000 euros al mes; que la basura inunda las grandes ciudades gestionadas por los populistas ya que la falta de limpieza es común en las calles de Madrid, Barcelona, Valencia, La Coruña o Cádiz, donde gobiernan Podemos y sus marcas; y que arde una planta ilegal de residuos en Chiloeches, un pueblo de Guadalajara, clausurada con 20.000 toneladas de disolventes y otros productos peligrosos, temiéndose que el vertido de líquidos amenace al río Henares, en fin, otro incendio tóxico bajo sospecha como el de los neumáticos de Seseña, ambos bien cercanos a Madrid. Entretanto prosigue la investigación sobre la desaparición de Diana, joven residente en Madrid que desapareció hace unos días en el pueblo coruñés A Pobra do Caramiñal, donde veraneaba con sus padres, cuando regresaba sola a su casa de madrugada tras asistir a una fiesta, ahora, aunque abiertas todas las hipótesis, la investigación se centra en el círculo de amigos en Madrid.
            Y en el exterior cabe destacar que los mineros bolivianos secuestran, torturan y asesinan a un viceministro de Bolivia, negociador en el conflicto minero, lo que conmociona al país y abre una crisis política en el Gobierno de Evo Morales; que Colombia celebra la llegada de la paz con cientos de personas en las calles de Bogotá, mientras se conoce que las FARC tendrán diputados aunque no los ganen en las urnas, en definitiva, cinco escaños, tanto en el Congreso como en el Senado, en las elecciones de 2018 y 2022, y a partir de entonces tendrán que ganárselas en las urnas; y que la Justicia francesa levanta la prohibición del burkini, pues el Consejo de Estado, que sienta jurisprudencia, alega que el veto al bañador islámico atenta contra la libertad individual, que no supone un riesgo para el orden público y que el atentado de Niza no justifica la medida. Entretanto el terremoto de Amatrice pone a prueba la gestión de Renzi en Italia, que declara el estado de emergencia, mientras la Justicia investiga por qué fallaron las protecciones antisísmicas y cayeron edificios que contaban con ellas, especulando con que hubo fallos en las construcciones.
            En cuanto al fútbol se refiere, mientras Cristiano Ronaldo es elegido como el mejor jugador del año en Europa, los favoritos en el sorteo de Champions en los grupos en que participan los equipos españoles, no sin cierto morbo, son Atlético-Bayern, Real Madrid-Borussia Dormund, Barça-Manchester City y Sevilla-Juve.
Jorge Cremades Sena