lunes, 14 de abril de 2014

FRENO A LA ESCALADA DE…..

                        No estaría de más que las autoridades competentes en cada caso decidieran poner freno a la respectiva escalada de quienes trepan a ninguna parte. Es lo que el Secretario General de la OTAN pide a Rusia respecto a su intervención en Ucrania por disimulada y desmentida que sea. Mientras desde Kiev el gobierno de Ucrania lanza una ofensiva militar contra los grupos rebeldes prorrusos, desde Moscú se emplaza a Occidente a que frene a Kiev para evitar una guerra civil y desde la OTAN se acusa al Kremlin de actuar “como un adversario”. Entretanto los choques violentos en el este de Ucrania, que Kiev trata de no perder, se producen las primeras víctimas. ¿Alguien entiende este guirigay? Ni la oferta de “autonomía” a las regiones orientales por parte de las autoridades ucranianas, ni la ONU, ni las potencias que, como Rusia, tienen intereses en la zona, ni, en definitiva, nadie es capaz de poner freno a la escalada de violencia y desestabilización que se viene produciendo en Ucrania, cuyo rumbo, se asemeja, con las distancias que se quiera, a lo que viene sucediendo en Siria. Mientras estén en juego los intereses foráneos en la zona y haya colaboradores ciegos en el interior del país dispuestos a enfrentarse entre ellos para indirectamente defender los intereses de uno u otros, el juego maldito de la guerra está servido. Las verdaderas víctimas, el pueblo llano y sencillo.
            Freno a la escalada secesionista es lo que, al parecer, pretende Rajoy con un curioso plan. Ni se trata de modificar la Constitución, ni de dar un trato preferencial a Cataluña, ni de aplicar la norma constitucional a rajatabla, ni nada de eso. El plan de Rajoy para neutralizar el secesionismo consiste, por lo visto, en que España ceda soberanía a Bruselas, haciendo así innecesaria cualquier aventura constitucional. Buena forma de quitarse el muerto de encima y pasárselo directamente a las autoridades de la UE. No obstante, desde la Asamblea Nacional Catalana, que desde hace tiempo marca el rumbo a Artur Mas, su dirigente Forcadell profetiza que “Mas no aguantará hasta 2016 si no hay referéndum”. Por tanto, con un poco de suerte, ni siquiera será necesario transferir la soberanía española, incluidos los catalanes, a Bruselas para encauzar tan peliagudo asunto. Y sobre todo ahora que los soberanistas se han sacado de la manga no se sabe qué tipo de informes por los que, a pesar de lo que ya han dicho casi todas las autoridades europeas, cabe la posibilidad legal de una Cataluña independiente como nuevo estado miembro de la UE sin beber el trago amargo de la soledad. Al fin y al cabo ¡qué más da! Si hemos inventado un estado independiente catalán en el pasado, totalmente inexistente, por qué no es posible seguir inventándolo en el futuro dentro de la UE.
            Freno a la escalada de la corrupción es lo que proponen los fiscales, especialmente los adscritos a Anticorrupción, por la vía del endurecimiento de las leyes contra este tipo de delitos. Piden, por ejemplo, que sea delito el enriquecimiento injustificado de los funcionarios y de los políticos, así como que a los denunciantes se les aplique un protocolo especial de protección para facilitar que salgan a la luz los comportamientos ilícitos. No estaría de más que ampliaran el asunto sin restringirlo a funcionarios o políticos, aunque estos sean los que mayor escándalo social generan. Seguro que muchos ciudadanos se sorprenderían de la cantidad de fortunas que han surgido por arte de magia. Un escándalo que contrasta con la inmensa mayoría de ciudadanos cuyos ingresos, procedentes de su trabajo legal, son controlados por Hacienda hasta el infinito, mientras otros, en muchos casos sin oficio ni beneficio, llevan una vida de super lujo que no se corresponde con los ingresos que perciben.
            Freno a la escalada de deterioro del medio ambiente que, de continuar así, pronto hará insostenible la vida en el Planeta Tierra. No estaría de más atender el SOS que acaban de hacer los científicos por el cambio climático, al extremo de que expertos de la ONU piden políticas radicales para combatir el desastre que cada vez con más frecuencia nos recuerda la Naturaleza con inesperados fenómenos naturales o efectos desorbitados. Por cierto, un gigantesco incendio asola la bella ciudad chilena de Valparaíso, convertida así en un verdadero infierno dantesco.
            Y, finalmente, no estaría de más poner freno a la escalada de críticas del viaje del  Rey al Golfo Pérsico apoyando a empresas españolas, cuando, al margen de que se sea monárquico o no, es un gesto del Jefe del Estado digno del reconocimiento unánime; a las tardanzas de los tribunales, incluido el TC, aplazando “sine die” la sentencia sobre la ley del aborto para esperar la reforma del Gobierno que deroga la norma, cuando seguramente sería más positivo contar con dicha sentencia previamente para que tirios y troyanos centraran mejor su debate político a favor o en contra; al retraso en el pago de las becas que está ahogando a miles de estudiantes para finalizar con éxito sus estudios cuando la propia administración les ha reconocido el derecho a las mismas; y, en definitiva, freno a la supuesta ofensiva islamista internacional o no para expropiar la Mezquita de Córdoba a la Iglesia o, en todo caso, a quienquiera que sea su propietario legal, pues, por más que Al Jazeera sea el primer medio que se hace eco de la campaña, por más argumentos de tipo histórico-religioso que se esgriman sobre su origen o de cualquier otro tipo de argumentos anacrónicos por el estilo, no es la forma adecuada de deslegitimar una determinada propiedad o uso actual de ningún edificio…. por esa regla de tres podríamos incluso llegar a la conclusión de expropiar todo tipo de propiedad privada remontándonos en la historia al instante en que alguien, obviamente por la fuerza, decidió inventársela y darle carta de legalidad, lo que nos conduciría al absurdo.

                                               Jorge Cremades Sena