sábado, 26 de abril de 2014

PROTECCIÓN A LOS MENORES

                        El Gobierno prepara una avalancha de normas para dar protección a los menores que van desde la elaboración de un registro de pederastas hasta la reducción del máximo de estancias en centros de acogida, pasando por la capacidad de las Autonomías para dar niños en acogida sin orden judicial o que los niños adoptados puedan ver a sus padres biológicos, así como que los condenados por delitos sexuales no puedan trabajar con niños. En fin, una batería de medidas con la intención de que nuestros menores sean depositarios de una especial protección por razones obvias. Lo insólito es que, nada más conocerse la noticia, ya hay quienes, en debates televisivos, ponen el grito en el cielo, señalando que, pederastas o no, una vez que han sido condenados y han cumplido su condena, han de quedar con su expediente personal inmaculado y, por tanto, no procede su inclusión en listas o registros de ningún tipo. Seguramente, si se tratara del violador o asesino de sus propios hijos, semejantes personajes no considerarían aberrante que, al margen del cumplimiento de la pena, la ciudadanía tuviera conocimiento de la aberrante vida y milagros de tan repugnantes sujetos. Máxime cuando es público y notorio que, con nuestro código penal y nuestro sistema carcelario, muchos de estos criminales pueden salir a la calle sin la garantía de que hayan sido rehabilitados. En fin, otro despropósito más de quienes, cínica y demagógicamente, se dedican a proteger más a los agresores que a los agredidos.
            Y, hablando de agresores y agredidos, aunque sea sólo económicamente, nada mejor que la agresión en toda regla de las eléctricas a los usuarios. Con la puesta en marcha de las nuevas tarifas que, según los expertos, harán todavía más complejo e impredecible el recibo de la luz, las eléctricas proponen que asegurarse el precio fijo de la luz, es decir, el control y previsión del consumidor sobre su consumo, será unos 100 euros anuales más caro. En román paladino, o contratas una tarifa anual fija y pagas 100 euros más, o contratas la tarifa variable con un alto riesgo de oscilaciones que escapan a tu control. Algo así como, salvando las distancias, si prefieres ser ejecutado en la silla eléctrica o en la cámara de gas. Claro, siempre cabe la posibilidad de vivir totalmente a oscuras, sin calefacción y sin energía eléctrica. Sólo es cuestión de retroceder unos siglos en el tiempo.
            Por cierto, retrocediendo en el tiempo, gracias a las técnicas actuales, andan los científicos que con un georradar buscan identificar los huesos de Cervantes en Madrid. Esperemos que los independentistas catalanes no se molesten por ello, aunque, teniendo en cuenta que descubrieron que Cervantes era catalán de pura cepa, todo es posible en la viña del señor y andarán molestos porque los científicos busquen sus restos en Madrid y no en Barcelona. Otra agresión más de la maldita España a Cataluña. Y, ya puestos, esperemos también que no se enfaden porque Fitch haya elevado un escalón la nota de España gracias a la manifiesta mejora económica y a su menor déficit, que permitirá, entre otras cuestiones, echar una mano a aquellas comunidades, incluida Cataluña, que necesiten un sobreesfuerzo para salir de la crisis, a pesar de que, en algunos casos, sus gobiernos autónomos prefieran despilfarrar en gastos superfluos y no en lo que es bueno para todos los ciudadanos. Sin ningún tipo de euforia, al igual que, no hace mucho, las agencias de calificación nos condenaban a la miseria (probablemente con razón), es justo dar valor ahora, cuando, según sus criterios, estamos saliendo de la misma.
            Entretanto, mientras una marea de peregrinos honra a los papas Juan XXIII y Pablo II, en vísperas de ser canonizados, y mientras la oposición venezolana es apoyada por Vargas Llosa afirmando que “sus luchas son también nuestras”, en Ucrania empeora la situación lamentablemente. Mientras tropas ucranianas de Kiev cercan Slaviansk, el bastión prorruso, y Kiev acusa a Moscú de acercar militares a la frontera, Obama y Merkel ultiman nuevas sanciones contra Rusia, acusada por el Pentágono de violar el espacio aéreo de Ucrania y de no cumplir lo acordado en Ginebra respecto a la soberanía de Ucrania. Un escenario prebélico del que ya algunos no tienen reparo en calificar de altamente peligroso, acusando a Putin de querer una nueva “guerra mundial”. Esperemos que la sangre no llegue al río y que la Historia sirva de algo. No estaría de más repasar concienzudamente la situación de Europa en la década de los treinta del pasado siglo. Y sus consecuencias posteriores.
            Para terminar, he de manifestar mi condolencia, como la de toda España, a los familiares de Tito Vilanova, ex entrenador del Barça, que a sus 45 años de edad ha fallecido a causa de un maldito cáncer. No en vano el mundo del deporte y, en especial, todo el barcelonismo está conmocionado por la pérdida de un luchador ejemplar tanto en el deporte como en la vida, que, al final, lamentablemente le ganó su último partido. Tito, descansa en paz.

                                               Jorge Cremades Sena