jueves, 24 de julio de 2014

BALANZAS FISCALES

                        Para bien o para mal se han hecho públicas las balanzas fiscales. Y digo para bien o para mal ya que a algunos no les hace ninguna gracia que se conozca la verdad. En definitiva, con los datos en la mano, Madrid, Cataluña, Valencia y Baleares serían las CCAA más perjudicadas en la balanza fiscal (diferencial de lo que aportan y lo que reciben), mientras Andalucía, Canarias y Castilla-León serían las más beneficiadas. Dicho lo anterior, Madrid sería la CA que más dinero aporta al Estado (16.723 millones de euros), seguida de Cataluña (8.455 millones), lo que desmiente a Mas y al independentismo de forma contundente ya que Madrid, como ven, aporta el doble que Cataluña a las arcas del Estado, al tener semejante déficit fiscal los madrileños frente a los catalanes. Otros datos de interés son que Valencia es la peor tratada por el sistema de financiación vigente, pactado por las CCAA con Zapatero, ya que, junto a Murcia, son las que reciben menos dinero por habitante que el resto, en tanto que las comunidades con régimen foral, País Vasco y Navarra, están sobrefinanciadas. Por tanto, aunque Mas piensa pedir a Rajoy que concrete un nuevo modelo de reparto (bajo el sonsonete falso de que España nos roba) no es la que más razones tiene para quejarse, salvo que, como ya es habitual en el nacionalismo independentista decida acabar con el esfuerzo solidario de que quienes más tienen son quienes más deben aportar. Así pues, conocidos los datos, lo sorprendente es que algunos, como Susana Díaz, digan que publicar las balanzas fiscales sólo sirve para enfrentar unas comunidades con otras; o que, desde Cataluña, interpreten que llevan razón en la queja ya que, en términos absolutos, aportan al Estado 8.455 millones, cifra cierta que nada tiene que ver con su postura victimista. Se olvidan de que la publicación de los datos es un ejercicio de trasparencia que luego tanto reclaman, que sirve, no sólo para que la ciudadanía conozca con exactitud las cifras, sino también para impedir que interesadamente los gobernantes autonómicos sean más comedidos a la hora de hacer determinadas reivindicaciones. En todo caso, es obvio que se necesita un nuevo sistema de financiación pero no en el sentido que algunos dicen, como ofrecer a Cataluña el cupo de Navarra o País Vasco, sino, en todo caso, eliminar a éstas semejante privilegio insolidario con el resto de España.
            Y, mientras Francia aprueba la reducción de sus regiones de 22 a 13 (ajustar el entramado institucional territorial es esencial y eso que el de Francia es bien sencillo), el Primer Ministro francés, el socialista Valls, afirma que “No se puede romper un Estado sin consecuencias”, dando así (como ya han hecho otros mandatarios europeos) al conservador Rajoy un claro apoyo para mantener “una España fuerte y unida”, por más que algunos se empeñen en todo lo contrario. Es que hay asuntos que no son de izquierdas o derechas, simplemente son de sentido común. ¿Acaso en el sinsentido no está unida la izquierda de ERC y la derecha de CiU? Entretanto España, a pesar de todo, sigue creciendo por cuarto mes consecutivo hasta el 0´5%, gracias al consumo que, según el Banco de España, es el motor de nuestra Economía. ¡Ojala que sigamos así!
            También cabe destacar que, en este triste aniversario del descarrilamiento del tren en Santiago, cuyo sumario sigue en curso y apunta a un error humano del maquinista, imputado junto a 12 ex directivos de Adif, ya se han corregido los 22 fallos detectados que, a pesar de lo anterior, hubiesen generado un plus de seguridad que seguramente hubiese paliado la dimensión de la tragedia. Más vale tarde que nunca, aunque a veces tengamos que aprender lamentablemente a destiempo.
            Pero aunque sea a destiempo y tarde, por fin parece ser que Fabra, el ex presidente de la Diputación de Castellón, ingresará en prisión por delitos fiscales, tras la conclusión de un largo proceso como ya es habitual en España. E igualmente sucede con el varapalo del Supremo a la Sala de la Audiencia tumbando la puesta en libertad de varias decenas de narcos como consecuencia de la reforma de la ley de justicia universal, que tanto dio que hablar en su día. Aunque nadie pueda entender que nada menos que en la Audiencia se cometan semejantes errores, bienvenida la corrección del TS. Más vale tarde que nunca, pero, si fuera en su tiempo, mucho mejor. Por cierto, a tiempo está Carmen Chacón, la ex ministra de Defensa con Zapatero y ex aspirante a dirigir el PSOE, de aceptar formar parte de la Ejecutiva Federal Socialista; Sánchez le ha ofrecido, al parecer, la Secretaría del área de las relaciones internacionales.
            Por lo demás, todo sigue igual de mal en Ucrania, que acusa a Rusia de estar detrás del derribo de dos cazas ucranios por parte de los prorrusos, y en Israel, donde se evidencia que Hamás ha mejorado sus mecanismos de defensa y protección. Y nadie pone remedio a tanta tragedia.


                                                Jorge Cremades Sena