martes, 22 de julio de 2014

GANA LA BANCA, PIERDE ESPAÑA

                        Sin tirar por tierra todas y cada una de las razones esgrimidas para justificar el rescate de la banca, especialmente de las antiguas Cajas de Ahorro, por el grave perjuicio a miles y miles de pequeños inversores, de usuarios y trabajadores que, en caso contrario, provocaría, no parece razonable que a modo de inventario el derroche de irresponsabilidades por parte de sus gestores y de los mecanismos de control, que las llevaron a la ruina, recaiga en un doble perjuicio en la totalidad de los españoles, mientras los responsables del desastre se van prácticamente de chinitas y algunos de ellos forrados de billetes hasta los dientes. Ahora resulta que el Estado, es decir, todos nosotros, le vende al BBVA Catalunya Banc por 1.187 millones de euros, tras ser la mejor puja frente al Santander y Caixa Bank, generando una pérdida al Estado, es decir, a todos nosotros, de 11.800 millones de euros. Como ven, un negocio redondo, en el que, como vulgarmente se dice, siempre gana la banca. La entidad había recibido ayudas por 13.624 millones de euros (12.624 millones públicos y 1.000 privados).
            Por cierto, ya que estamos en Cataluña con el asunto de Caixa Banc, un mar de especulaciones sobre la curiosa dimisión de Durán y Lleida flota en el aire. No se va por el asunto de la consulta, sólo se va como número dos de CiU, pero se queda como jefe de UDC, como portavoz de CiU en el Congreso y como Presidente de la Comisión de AAEE. Es decir, todo sigue igual, o peor, bajo el cielo catalán, donde por lo visto tienen bien claro lo de “la pela es la pela” pues, curiosamente sólo 200 catalanes han respondido a la iniciativa de la Agencia Tributaria propia, cuando sólo el Consejo Nacional de Convergencia, impulsor de la medida, tiene más de 400 miembros. En fin, menos da una piedra, y, algo es algo, aunque sólo represente el 0´006% de los posibles contribuyentes catalanes, cuyos grandes empresarios, según alguna encuesta, no están mayoritariamente a favor de aventuras independentistas ya que  sólo la apoyaría el 4´4% de los mismos. No sabemos si es porque, entre otras cosas, saben que, según las balanzas fiscales, Cataluña no está infrafinanciada, aunque en esto de las pelas muchos prefieran que el asunto se enfoque hacia mejoras de financiación y de forma hipócrita se quejen del mal trato que recibe Cataluña al respecto, para justificar tamaña dosis de insolidaridad. En fin, allá cada cual con sus irresponsabilidades.
            Y, hablando de irresponsabilidades, resulta que un alto cargo de la Junta de Andalucía implica a CCOO y la Patronal en el fraude de la Formación, ya que el sindicato llevaba “años sin justificar” los cursos pero seguía recibiendo ayudas. Por otra parte, resulta que el inspector Ballesteros, para pedir el indulto, admite ahora que cumplía “las órdenes de un superior” en el asunto de los chivatazos a etarras. Y, finalmente, por más que el cine español esté en la ruina, por más que con la crisis y los recortes casi no pueda levantar cabeza, resulta que Colom, el presidente de los productores cinematográficos (no el “catalán”, según los independentistas, que descubrió América) se pone un sueldo de 60.000 euros; vamos, de película, nunca mejor dicho. Como ven esto de las irresponsabilidades cada vez son más “made in Spain”. Luego nos extrañaremos de que Hacienda recopile más de 200 medidas para cumplir el déficit en un intento de negociación con las CCAA de nuevos recortes para asumir el compromiso con la UE, o de que las CCAA regulen de forma diferente la transexualidad de los menores. Menos mal que cuando se invente el Estado Federal Español por arte de magia resurgirán las responsabilidades en la veintena de estados que conformen España y llegarán a acuerdos sólidos en todos estos asuntos. Entretanto, parece ser que Sánchez se reúne el jueves con Chacón para abordar su entrada en la Ejecutiva; no sabemos si, como Madina, le dirá que no.
            Finalmente, mientras China refuerza su papel en América Latina con un pacto con Venezuela por el que le concede un crédito de 3.000 millones a cambio de petróleo, los prorrusos ucranianos finalmente aceptan entregar los cadáveres de la aeronave derribada a expertos internacionales y las cajas negras del avión a Malasia.


                                                Jorge Cremades Sena