martes, 15 de julio de 2014

EL EURO CATALÁN

                        Ahora resulta que los propios asesores de Artur Mas aseguran que una Cataluña independiente sería inviable fuera del euro. Por lo tanto un informe del Consejo para la Transición propone mantener la moneda y crear un banco central. Entretanto un manifiesto antinacionalista pide a Rajoy que no negocie con Mas, mientras Iceta, el recién elegido líder del PSC, nombra a un líder del ala soberanista como nuevo presidente del PSC. Y, por si faltara algún ingrediente más, el “hereu” del ex president Jordi Pujol, Oriól Pujol, dimite como diputado para que no le juzgue el TSJC tras año y medio de estar imputado por determinados delitos. No me extraña que en el País Vasco ETA pretenda perpetuarse como agente de influencia política, según la primera memoria anual sobre seguridad ciudadana. Visto lo visto en esta España nuestra todo es posible. Al final vamos a ser capaces de conseguir una Catalunya independiente y fuera de la UE con el euro como moneda estandarte catalana y una nueva España, sin Cataluña, dentro de la UE pero fuera del euro tras recuperar como moneda la peseta.
            Entretanto Rajoy se reunirá con Sánchez, el nuevo líder electo del PSOE, después de recibir a Mas y cuando el inminente Congreso del PSOE le ratifique como Secretario General. Parece ser que quiere pedirle que mantenga los acuerdos de Rubalcaba, pues Moncloa opina que con él se pueden alcanzar pactos de Estado, pese a sus contradicciones, y los empresarios le consideran el “menos radical” de los que aspiraban a ser Secretario General del PSOE. De momento, por orden de Sánchez que, según algunos, quiere retrasar las primarias para reforzarse antes en las municipales y ser el único candidato a Presidente del Gobierno, los eurodiputados socialistas, rompiendo lo pactado, no han apoyado a Juncker en la UE. Teniendo en cuenta que Sánchez afirma que sus “dos referentes son Felipe González y Matteo Renzi”, lo previsible hubiese sido respetar en Europa los compromisos adquiridos. González seguro que así lo hubiera hecho.
            Y mientras Ignacio González pide a Gallardón una reunión para reclamar el coste de las tasas judiciales y se conoce que Bankia pasó inmuebles de CCOO por veinte millones al “banco malo”, nuestro Rey, en visita a Marruecos, obtiene, como era de esperar, un éxito diplomático espectacular. Mohamed VI le recibe ratificando el acuerdo de pesca con la UE, tan valioso para España, y se vuelca con este gesto con su “hermano” Felipe VI, en un encuentro que algunos califican de idilio hispano.marroquí.
            En cuanto lo acaecido fuera de nuestras fronteras, mientras la Iglesia anglicana aprueba que las mujeres puedan ser obispas, el mundo entero maniobra para lograr un alto el fuego en Gaza que Hamas no está dispuesto a respetar, por lo que Israel advierte que continuará su ofensiva.
            Y, mientras Contador se rompe la tibia y abandona entre lágrimas el tour de Francia, el escándalo de la reventa de entradas VIP en el Mundial de fútbol de Brasil salpica a la FIFA, al extremo de que el jefe de la banda está en busca y captura.


                                                Jorge Cremades Sena