sábado, 26 de julio de 2014

LA MOLT HONORABLE CATALUNYA

                        Sin lugar a dudas, entre unos y otros, se están cargando a la Molt Honorable Catalunya, una tierra hispana y española, protagonista, sin lugar a dudas, junto a otros territorios hispanos, de la construcción del actual Estado Español, surgido de la evolución de lo que en la vieja Europa supuso la creación del primer Estado Moderno tras el complejo y largo periodo del medievo, al margen de todas las raíces históricas anteriores al mismo. Entre quienes, prostituyendo la Historia, pretenden aislar Cataluña de su contexto histórico político, contraviniendo incluso las modernas corrientes político-institucionales europeas, y quienes, amparándose en un catalanismo ideológico excluyente, se han apropiado de sus instituciones en beneficio propio, no sólo político, sino también económico, el futuro de Cataluña es incierto y su presente confuso, provocando con ello la incertidumbre de una España futura y la confusión presente del Estado Español, al que pertenece por voluntad propia de generaciones y generaciones de catalanes. Ahora resulta que el “Molt Honorable” Jordi Pujol, a sus 84 años de edad y durante más de dos década President de Cataluña (lo que le confiere tan digno título) admite lo que todo el mundo intuía e insinuaba pero que él negaba con rotundidad, acusando a quienes así procedían de perpetrar un “ataque a Cataluña”. Ahora resulta que él mismo afirma (al final las evidencias de su situación y la de su familia, obligan) que ocultó dinero en paraísos fiscales fuera de España y, obviamente, fuera de Cataluña durante más de 34 años. Nada que ver, según él, con la velada acusación por parte de la oposición en sede parlamentaria catalana del famoso 3% (que, al final, resultó ser el 4% o más), sino de la herencia que le dejó su padre (a un amigo mío que ha tenido que pagar a Hacienda alrededor del 40% de una herencia recibida se le pondrán los pelos de punta) y que en todos estos años no ha “encontrado el momento” de regularizarla hasta hace unos días, justo cuando, curiosamente, su mujer y sus hijos andan siendo investigados judicialmente por supuestos delitos económicos. Su sucesor político, Artur Mas, nombrado por él, que tampoco está exento de especulaciones y sospechas en cuanto a paraísos fiscales se refiere (él, como Pujol hasta ahora, los niega), entiende que el asunto es de estricto ámbito familiar y privado, mientras los empresarios le exigen explicaciones al considerarlo “una indecencia”. ¿Qué les parece a ustedes? ¡Menos mal que la Molt Honorable Catalunya está muy por encima de semejantes personajes!
            Y mientras el Rey reitera en la Ofrenda al Apóstol Santiago que “en España caben todas las formas de sentirse español”, Artur Mas anuncia “grandes decisiones” si falla el diálogo con Rajoy, cuyo Gobierno considera que la “tercera vía”, que plantean otros para salir del embrollo independentista, exige un consenso que en estos momentos no existe. Por tanto, para echarse a temblar con las “grandes decisiones” que anuncia Mas, sabiendo que el éxito de su diálogo exige de antemano la vulneración de la legalidad por parte de Mas (consulta, sí o sí, a instancias de sus colegas de ERC, ANC etc.) que, obviamente, ni Rajoy ni nadie se puede permitir. Lleva razón el rey Felipe, pero el problema está en quienes no quieren sentirse españoles….ni catalanes siquiera. Sus objetivos son otros.
            En cuanto a otras cuestiones se refiere, al iniciarse el esperado Congreso del PSOE se filtra que Susana Díaz, que impone la Presidencia en la persona de su incondicional Micaela, dirigirá personalmente el nuevo Consejo Político Federal, el órgano territorial del PSOE, en detrimento del Presidente de Asturias, que se decantó por Madina. Unos interpretan que Sánchez se hace con el núcleo duro del PSOE, mientras otros opinan que es el núcleo duro del PSOE el que se hace con Sánchez. Al tiempo, para saberlo. Quienes no tienen estos problemas es Podemos, que definitivamente será un partido más de la “casta”, pues su líder, Pablo Iglesias, propone en un documento la estructura organizativa de la nueva formación política, en la que, al parecer, su líder, es decir, él (y puede que alguno más), nombrará a los miembros de la Ejecutiva. Lo que ya no sabemos es quién nombrará al líder, pues sólo faltaría que el líder se nombrara a sí mismo para después nombrar a su Ejecutiva. Esperemos que no. Sería demasiado descarado.
            Entretanto, mientras Sanidad, en pleno periodo de clausura de camas hospitalarias en verano, incluye el primer fármaco de alta eficacia para la hepatitis C (una buena noticia), Echenique reclama 135 millones para tapar el agujero de RTVE, después de que la sociedad pública Sepi le acaba de dar 130 millones para eludir la disolución. Y es que, como ven, hay agujeros sin fondo.


                                                Jorge Cremades Sena