viernes, 4 de julio de 2014

CONFESIÓN INESPERADA

                        Cuando todo hacía suponer que la instrucción del polémico caso Urdangarín, Nóos o de la Infanta, como quieran llamarlo, tocaba a su fin, quedando a la espera del pronunciamiento de la Audiencia de Palma sobre los recursos presentados ante la imputación de la Infanta por el juez Castro, para pasar a la fase de juicio, una confesión inesperada e in extremis de uno de los imputados da un vuelco a lo actuado hasta el momento. En efecto Fiscalía pacta con Marco Antonio Tejeiro, contable de Nóos y cuñado de Torres, el socio de Urdangarín, una confesión para esclarecer la verdad a cambio de reducir su pena y como “arrepentido” decidir colaborar con la Justicia. En su confesión asegura que Urdangarín y su socio Torres “eran los únicos y auténticos jefes del grupo” (tampoco hay que ir a Salamanca para saberlo), achacando a ambos toda la responsabilidad de la trama e, indirectamente, exculpando a la Infanta, a quien no menciona. El revuelo mediático y político ha sido inmediato y de órdago. Incluso quienes tienen la palabra de Bárcenas como dogma de fe, ahora ponen en duda las de Tejeiro, mientras quienes saben de sobra que está práctica de pacto del fiscal con algún imputado es habitual y acorde con la legalidad (su finalidad genérica es ayudar al esclarecimiento de los hechos) especulan, como en otros aspectos anteriores, con que, en este caso, se trata de una maniobra del fiscal para favorecer a la Infanta. Un ingrediente más de este caso singular y atípico para unos y otros (Ver “IMPUTACIÓN ATÍPICA” en Diario La Verdad de ayer o en mi Blog Ojo crítico, http://jcremadesena.blogspot.com.es/,) que todavía dará mucho que hablar. Incluso los distintos diarios dan a la noticia de la confesión un marchamo diferente: “entorpece el caso Urdangarín”, “fulmina a Urdangarín”, “trata de salvar a la Infanta”, “excluye a la Infanta de la gestión de la trama” y otras frases por el estilo para que cada quien saque sus particulares conclusiones.
            E inesperada también se puede considerar la petición de Fabra, el presidente valenciano, de más dinero a Rajoy, enarbolando la amenaza independentista catalana. El temor a perder la mayoría absoluta en la Comunidad Valenciana, después de dos décadas ininterrumpidas, y la posibilidad de que en ese supuesto gobierne un tripartito (PSOE, EU y Compromís) a imagen y semejanza del nefasto tripartito catalán, que trajo tan aciagas consecuencias, anima a Fabra a esta advertencia que, si, hoy por hoy, carece de sentido, bien pudiera tenerlo en un futuro próximo. Tampoco en Cataluña lo esperaba nadie. No en vano EU aboga en sus documentos por un “Estado plurinacional” y desde Catalunya no son pocos quienes sueñan con un pancatalanismo que, obviamente, incluiría las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana. Todo ello, por supuesto, si el PSPV-PSOE, como ha hecho el PSC, perdiera el norte. Esperemos que no. Sólo nos faltaba ya en la Comunidad Valenciana debatir por Els Països Catalans. Entretanto siguen conociéndose más detalles de los presuntos manejos corruptos de los hijos de Pujol, como que la mujer de Oriol declaró un patrimonio cuatro veces mayor que su marido en el año de las ITV, que tanto han dado que hablar y sospechar. En fin, los hay con suerte, cuando el marido se embolsa menos, la esposa se embolsa más y todo equilibrado. Por su parte, la UE obliga a Valencia a recuperar los millones gastados en la Ciudad de la Luz. Si hubiera que recuperar todo el dinero malgastado en megalómanos proyectos al servicio de los intereses políticos, la Comunidad Valenciana (y casi todas las demás) sería una de las más ricas en liquidez monetaria.
            Y mientras una granizada veraniega cubre Madrid de blanco y, según una encuesta del CIS, los españoles vuelven a confiar en la economía como antes de iniciarse la crisis (hay que tener más fe que el Alcoyano), arranca la operación salida con la gasolina al precio máximo anual. Habrán pensado que palos a gusto no duelen, justo cuando muchos españoles se disponen a disfrutar de su merecido descanso.
            En otro orden de cosas el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Francia por un asunto que, similar a España, mantenía a los hijos de los “vientres de alquiler” en el limbo de los justos o lo que es lo mismo en un embrollo legal inexplicable. Desde febrero, tras una sentencia del Tribunal Supremo, los consulados dejaban de inscribir en el Registro Civil a los bebés nacidos mediante el citado método, privándoles de la nacionalidad española y los derechos que ello comporta, por lo que estos niños, nacidos fuera de España, quedaban sin padres oficiales y sin ningún derecho como ciudadanos españoles. La citada sentencia del TEDH, según Justicia, vincula también a España y por tanto el Gobierno registrará a dichos neonatos, por lo que desde ya anda buscando la fórmula para enmendar semejante entuerto.
            Y mientras Israel continúa movilizando tropas en la frontera de Gaza y Hamas intensificando el lanzamiento de misiles desde la Franja, generando muy alta tensión en la zona, la alarma ante un atentado terrorista inquieta a medio mundo. Unos quince aeropuertos de Europa, África y Próximo Oriente aplican nuevos controles de seguridad y un interrogatorio más exhaustivo a los pasajeros con destino a EEUU, cuyos espías creen que Al Qaeda está construyendo nuevas bombas indetectables para los escáneres instalados en los aeropuertos. Y toda la comunidad internacional incapaz de erradicar esta lacra mundial, la verdadera amenaza globalizada de la libertad en nuestra era.


                                                Jorge Cremades Sena