jueves, 3 de julio de 2014

MENOS PARO; SIGUE LA CORRUPCIÓN

                        En efecto, mes a mes vamos sabiendo que el paro sigue bajando, pero los casos de corrupción, antiguos o recientes, siguen y siguen sin cesar sin que, al parecer nadie haga nada por evitarlo. Por tanto, la alegría porque las cifras de paro están a punto de ser menores que las que encontró Rajoy en 2.011 (4.422.359 parados entonces y ahora 4. 449.701 y en descenso), lo que supone concluir que la política de empleo actual no anda desencaminada (sería lo que faltaba encima de tanto sacrificio), se torna en indignación con el capítulo casi diario de la corrupción en España, cuando este asunto es muchísimo más fácil de resolver que el anterior, pues sólo requiere voluntad política decidida para modificar el código penal, idear un código ético-político y exigir una mayor eficacia en la lucha anticorrupción. Es intolerable que, mientras el desempleo cierra el mejor primer semestre de la historia en creación de empleo, sea asimismo uno de los semestres más contaminados por asuntos de corrupción que se investigan en los tribunales o que están a las puertas de ellos. Si en el tema del empleo la preocupación ahora ya no es el aumento del paro, sino el tipo de trabajo que se está creando (temporal, a tiempo parcial, mal pagado, inestable…), que, desgraciadamente ya no será como antes al igual que en el resto de Europa, en el tema de la corrupción la preocupación sigue siendo la indiferencia, salvo para acusarse mutuamente, de todos los partidos políticos en llegar a acuerdos serios para erradicarla. Hoy mismo, sin ir más lejos, los distintos medios nos ilustran sobre los siguientes casos: los negocietes de los Pujol y el intento de compra de una concejala de UPyD por parte de un alcalde del PP, al margen de los que siguen coleando como el caso Noos, ERES, Formación, Bárcenas y todo el elenco de chorizadas intolerables que, casi a diario, nos llenan de indignación e impotencia.
            Mientras el independentismo catalán sigue su curso, diseñando una red de espías para una “guerra fría” con España ante una previsible invasión “española” tras la consulta soberanista, se conoce que Jordi Pujol, hijo, movió en paraísos fiscales (que no en su paraíso catalán) nada menos que unos 55 millones de euros, en tanto que sus depósitos en España pasaron de 106.796 euros a 12´2 millones en sólo cuatro años. Esto son negocios y lo demás es tontería. Además la Agencia Tributaria sostiene que su cuñada, la mujer de su hermano Oriol, encubrió el pago de comisiones a su marido durante cinco años. Y CiU, ERC, ANC y el resto de patriotas catalanes, haciendo mutis por el foro. En cuanto a la imaginaria “guerra fría” a causa de la supuesta invasión española, de entrada, se hace complicado entender que un país pueda invadirse a sí mismo, aunque, si tenemos en cuenta que una guerra civil por defender a uno de los dos candidatos al trono, la Guerra de Sucesión, se ha vendido como una guerra de ocupación territorial, no extraña que, en caso de que tuvieran que intervenir las fuerzas de orden público españolas en Cataluña (uno de sus territorios) para restablecer el orden y la legalidad (como haría cualquier otro Estado en su territorio), se vendiera como una agresión intolerable en toda regla. Y en cuanto a lo de los hijos de Pujol, salvo su extraña habilidad para enriquecerse, mejor dejar que los tribunales sigan con su trabajo, no vaya a ser que, cualquier comentario crítico sea interpretado como una agresión en toda regla a Cataluña.
            En cuanto al intento de compra de una concejala de UPyD por parte del alcalde de Brunete del PP, quien lo niega rotundamente a pesar de que la concejala tenga grabado el intento de “sobornarle” para que se pasara al grupo popular a cambio de favores personales y así obtener la mayoría absoluta en el Ayuntamiento, como, a la hora de la verdad, esto de las grabaciones indecentes se ha convertido en moneda de cambio y luego no suele pasar nada, cada vez se produce con más descaro, cuando el caso que nos ocupa, junto a otros por el estilo, dejarían de existir simplemente con una ley que impidiese el transfuguismo político y lo penalizase. Pero, ya ven, esto de reformar con firmeza algunos asuntos siempre queda para después. Por cierto que a la propuesta de Rajoy de elegir directamente a los alcaldes, que el PSOE contemplaba en su programa electoral, ahora resulta que los socialistas rechazan la medida, incurriendo en una gran contradicción. En fin, unos por otros, la casa sin barrer. Y luego nos quejamos del éxito de los populismos políticos.
            Y mientras la defensa de la Infanta, en sintonía con el fiscal, acusa al juez de forzar la ley para imputarla “a toda costa”, el CGPJ muestras sus cuentas en Internet con el sorprendente dato de que en seis meses ha realizado 227 viajes que han costado 95.425 euros, en tanto que el juez De Prada de la Audiencia Nacional critica las “altas penas a etarras” y la titular del Juzgado Togado Militar Territorial nº 12, con el respaldo de la Fiscalía Castrense, ordena el ingreso de un legionario en la cárcel militar de Alcalá de Henares por su presunta participación en los malos tratos infligidos a prisioneros en la base de las tropas españolas en Irak, siendo la primera vez en la etapa democrática que un militar español está en prisión acusado de un delito contra las leyes y usos de la guerra. Son algunas noticias que, sobre asuntos judiciales, destacan los medios.
            Por su parte, más allá de nuestras fronteras, mientras Sarkozy manifiesta “los jueces quieren destruirme” y se declara “víctima de la manipulación de la política”, en tanto que el italiano Renzi insta a que “volvamos a encontrar el alma de Europa”, una ola de violencia y venganza enfrenta a israelíes y palestinos con graves disturbios en Jerusalén tras el asesinato de un joven árabe, en tanto que los chinos hacen buenos negocios en España, donde en los últimos diez años los inmigrantes procedentes de China se han triplicado.


                                                Jorge Cremades Sena