domingo, 13 de julio de 2014

NI PUEDO, NI DEBO

                        La expectación mediática por el anunciado encuentro entre Rajoy y Mas, desde mi punto de vista, obedece al morbo que tanto apasiona a los españoles. Sólo desde esa tendencia obsesiva hacia lo desagradable, lo cruel o lo prohibido se puede entender tanto interés por una posible futura reunión que, a tenor de las posturas de sus interlocutores, sólo es positiva para exacerbar las tendencias políticas masoquistas de unos u otros sin aportar nada, absolutamente nada, a la resolución del grave problema democrático que, desde hace tiempo provoca el independentismo institucionalizado. Al final, uno de los interlocutores, Rajoy en este caso, lo resume acertadamente: “No voy a hacer algo que ni puedo ni debo”. Al fin y al cabo, como dice el Presidente, “lo que sea España no lo decidimos en una conversación” pues “sólo lo pueden decidir todos los españoles”. Por su parte el President, avalista activo del independentismo ilegal desde su cargo institucional como el más alto representante del Estado Español en Cataluña, caso insólito en cualquier país democrático y civilizado del mundo, mantiene que no va a “tirar la toalla”. Inmediatamente uno se pregunta ¿para qué pues la reunión?. Si Rajoy ni puede ni debe saltarse la ley a la torera y su interlocutor, aunque no pueda ni deba hacerlo, está dispuesto, como viene haciendo, a pasarse la ley por el arco del triunfo, lo más sensato sería anular el espectáculo morboso que se está preparando. El problema es pues que, desde hace mucho tiempo, ni Rajoy, ni sus antecesores, han hecho lo que podían y debían hacer que era, sencillamente, además de cumplir la ley, hacérsela cumplir “ipso facto” a quien no sólo, como él, está obligado a ello, máxime en múltiples casos en los que la propia Justicia así lo ha ratificado en la solución de cualquier discrepancia interpretativa.
            Por todo lo anterior, no extraña que representantes del círculo duro de CiU digan que Artur Mas está “acorralado pero no acabado”, en cualquier otro lugar simplemente ya habría tenido que dejar de ser President o someterse sin reparos al cumplimiento de la ley. Aquí, como ven, siempre hay más vidilla y, por ello, pasa lo que pasa. En todo caso, el camino sin retorno de Mas, preocupa a CiU que sabe que la consulta está en el aire y ya suenan nombres como el de Homs, Vila y Gordó para sucederle, teniendo en cuenta que el heredero al trono catalán, el de la familia Pujol, anda envuelto, como otros de sus hermanos, en los turbios asuntos de la corrupción que con frecuencia nos ilustran los medios e investigan los tribunales. La última noticia que un hijo de Pujol, el ex Molt Honorable, sólo en cinco días desembolsó 15´3 millones; fue en 2012. “Casi ná”, que diría cualquiera de los miles y miles de andaluces que, en su día, emigraron a Cataluña para trabajar, para que desde allí, algunos personajes, les tachen de gandules poco más o menos.
            Y entretanto, el PSOE y el PSC, se dedican hoy a renovar sus respectivos liderazgos. En el PSOE tres candidatos, Madina, Sánchez y Pérez Tapias. En el PSC, sólo uno, Iceta. En ambos casos un reto muy difícil, casi imposible, por lo que de entrada hay que reconocerles a todos ellos su valentía por pretender asumir tamaña responsabilidad. Han sido tantos los errores y los bandazos en los últimos tiempos que es difícil restablecer de nuevo la confianza perdida. Hasta parece ser, según se publica, que el propio Don Juan Carlos, antes de su abdicación, pidió a Susana Díaz que liderara el PSOE ante su manifiesta y decidida defensa de la unidad de España y de la Monarquía. Ella decidió quedarse en Andalucía, donde no le falta trabajo por hacer dentro y fuera del partido. Esperemos que el temor a una baja participación electoral de los militantes que tienen algunos dirigentes socialistas se desvanezca a lo largo del día y sea un éxito el proceso, pues lo contrario ya les dejaría en evidencia y disminuiría la credibilidad de quien saliera elegido.
Menos problemas tendrán los cargos de Podemos, quienes tendrán que “obedecer”, sí o sí, a las asambleas ciudadanas, aunque ello suponga que habrá que pasarse la vida votando. Y mientras dice Montoro que “es inviable que el Estado aporte más recursos a las autonomías”, Bankía pierde dinero con la mansión de Blesa en Miami ya que Caja Madrid la compró por 8´1 millones de euros y ahora ha sido revendida por 5´7 millones más gastos. Como ven un negocio redondo. Claro, para los de siempre.
            En asuntos internacionales lo más destacado es el cariz que sigue tomando el conflicto palestino-israelí con más de 150 muertos ya. Israel, cada vez más cerca de una intervención militar terrestre en Gaza, pide la evacuación del norte de la zona antes de que se produzca la misma.
            Y mientras la selección de futbol brasileña sufre otros descalabro, 3-0, en este caso ante Holanda, que consigue el tercer puesto en el Mundial, Messi, que casi ha pasado desapercibido hasta ahora, desafía el poder de Alemania en la final de hoy. Como siempre, que gane el mejor.



                                                Jorge Cremades Sena