sábado, 16 de agosto de 2014

CORRUPCIÓN, SOBERANISMO… ¿Y QUÉ MAS?

                        Entre la corrupción (en estos días la del PSOE, antes la de CDC, y antes la del PP, con paréntesis intercalados de algunos otros partidos, de sindicatos, asociaciones empresariales y de casi todo quisqui) y el soberanismo (hoy el catalán, antes el vasco, el gallego… y hasta el de algún barrio de cualquier ciudad) no sé cómo tenemos tiempo de afrontar el resto de problemas, algunos muy graves, que tiene la sociedad española. Menos aun cuando ni siquiera somos capaces de zanjar de forma radical ninguno de estos dos macro-asuntos, que ponen en grave riesgo nuestra convivencia pacífica, limitándonos a un permanente ejercicio de cinismo verbal, para utilizarlos políticamente a favor o en contra, y a un nulo ejercicio de tomar eficaces medidas materiales para erradicarlo, dando la sensación de que preferimos, por intereses espurios,  mantenello y no enmendallo. ¡Con lo fácil que sería simplemente aplicar la ley a rajatabla! Y, por supuesto, algo más complejo, pero no imposible, mejorar las leyes vigentes y la aplicación de la Justicia. Pero nada se hace al respecto. Cualquier día, como hoy, basta comprobarlo en los medios de comunicación. La misma canción, la misma música aunque con distinta letra, la misma sordera, la misma actitud.
            En cuanto al primer asunto, el de la corrupción, mientras sabemos que Chaves y Zarrías “autorizaban” las comisiones de los ERE a los sindicatos (datos que van apareciendo a diario y por entregas en los distintos medios, tomados del escrito de Alaya al Supremo) en una estrategia para “engrasar” la red clientelar del PSOE y hacer “proselitismo político”, advirtiendo incluso a la Junta de Andalucía de que la actual ley de ayudas también puede ser ilegal, en otro de los casos judiciales que se está investigando y que también afecta al PSOE, el de los Cursos de Formación, el ex consejero de Hacienda, Ojeda, implicado en el mismo, desmantela, aprovechando su puesta en libertad, una sede de Prescal que todavía no ha sido registrada. Luego nos lamentamos de las dificultades de aproximar la verdad jurídica a la verdad real, rasgándonos las vestiduras cuando los chorizos se van de rositas. Qué hace, en este caso el PSOE; simplemente afirmar que Ojeda “nunca ha sido referente de nada”, mientras que sobre la instrucción de Alaya siembra todo tipo de dudas por determinadas coincidencias de sus resoluciones con circunstancias o eventos determinados del partido, que le perjudicarían. Es coger el rábano por las hojas. Ni se puede permitir que un presunto delincuente en proceso de investigación pueda borrar pruebas impunemente que dificulten el ya difícil camino de demostración de la verdad, ni se pueden esconder los hechos en supuestas circunstancias, por intencionadas que fueran (no hay un calendario específico ni en el itinerario judicial ni en el político que impida la coincidencia cronológica), ya que la intención es tan subjetiva que es difícil desenmascarar, cuando lo que realmente perjudica al partido, en este caso al PSOE, son los hechos cometidos por sus dirigentes o por quienes, puestos por ellos, gobiernan determinadas instituciones. No se puede despachar el asunto diciendo que no son “referente de nada”.
            En cuanto al segundo asunto, el del nacionalismo independentista o soberanista, mientras Durán advierte a Rajoy del alto coste económico de ignorar la crisis catalana (provocada por su socio Mas y compañía al actuar al margen de la ley de forma sistemática en muchos aspectos), ya que, según él, “su miopía política frente al soberanismo tendrá costes millonarios”, el gobierno de Artur Mas, es decir, el de CiU, al que Duran pertenece, recorta unos 1.600 millones de euros en Sanidad mientras infla los dineros para la secesión y su procedimiento ilegal, destinando, sólo en propaganda independentista, nada menos que cien millones de euros en los últimos dos años. ¿De qué miopía política habla Durán? Mejor le iría si reconociera y hablara de su propio estrabismo político, que mira con un ojo al irresponsable, ilegal y antidemocrático plan de Más, como Presidente de la Generalitat, y, con el otro ojo, al responsable, legal y democrático comportamiento de Rajoy, como Presidente del Gobierno, o, en todo caso, si reconociera y hablara de la ceguera de Artur Mas que, incapaz de ver su conducta totalitaria, no sólo pretende ejercer competencias que democráticamente no tiene en Cataluña, sino que además pretende exigir a Rajoy que ejerza competencias que no tiene en España. Ya está bien de comportamientos farisaicos.
            Con todo este panorama, no es extraño y casi parece normal que Gowex siga funcionando con despidos y sin pagar a proveedores, que el comisario Pamies pida que se suspenda su condena por el “caso Faisán” hasta que se resuelva el indulto solicitado, o que ninguna universidad española logre estar entre las 100 mejores, teniendo que llegar al puesto 151 para encontrar la Universidad de Barcelona, la pública por cierto. Ni tampoco, que las mafias de la inmigración sigan actuando a sus anchas, incluso ofreciendo cruces fronterizos de lujo, rápidos, seguros y, obviamente, caros, mientras que en Melilla los inmigrantes planean avalanchas humanas contra las “mallas antitrepa”.
            Y fuera de nuestras fronteras, mientras la OMS admite que la epidemia de ébola supera sus previsiones con un crecimiento de contagios de un 27% cada diez días, alertando, junto a Médicos sin Fronteras, de que hasta dentro de unos seis meses no se frenará, cuando ya van a día de hoy 1.145.muertos, la OTAN acusa a Rusia de una incursión militar en Ucrania, aunque desde Moscú se asegura que los blindados son “guardafronteras”, generando en todo caso máxima tensión en la zona, en tanto que la UE, en otro punto caliente de tensión, autoriza a sus miembros el envío de armas a los kurdos de Irak para afrontar el avance de los yihadistas. Menos mal que israelíes y palestinos siguen negociando para intentar firmar una paz duradera, suavizando la tragedia en la franja de Gaza. Algo es algo en este mundo turbulento y de futuro incierto, sobre el cual el Papa Francisco, mientras pide desde Seul que Corea sea una sola familia “sin vencedores ni vencidos”, alerta del “materialismo inhumano” en una misa multitudinaria. No le falta razón ya que basta echar un vistazo a los acontecimientos para constatar que demasiadas acciones en demasiados lugares del Planeta son más propias de monstruos diabólicos que de seres humanos.
            Falta felicitar a la hispanocubana Indira Terrero por su bronce en 400 metros.


                                                Jorge Cremades Sena