lunes, 25 de agosto de 2014

IDÍLICO PASEO DE MERKEL CON RAJOY

                        Así es. Un idílico paseo, políticamente hablando, de varios kilómetros en el tradicional y famoso universalmente Camino de Santiago (viejo puente entre las culturas europeas medievales y vehículo de las modernas tendencias culturales hacia la Península Ibérica que pugnaba por recuperar la integridad territorial cristiana frente a los invasores musulmanes), han protagonizado la canciller alemana y el presidente de gobierno español en un ambiente de máxima cordialidad. Mientras Merkel busca que España se una a su frente a favor de la austeridad, avalando la asunción de más poder español en la UE, Rajoy consigue el espaldarazo definitivo alemán a su gestión económica. Así, mientras se está a la espera de conocer el destino político europeo de Arias Cañete, queda despejado el apoyo absoluto a que De Guindos presida el Eurogrupo. Una alianza hispano-alemana en Europa, mientras otros países como Francia o Italia, andan a la búsqueda de encontrar el camino que les conduzca a un urgente y necesario crecimiento. Todo ello mientras la prima de riesgo española consigue bajar de los 130 puntos (hace poco más de un año estaba a más de 600) y se presume un crecimiento de la construcción del 0´8% el próximo año cuando venía cayendo en picado desde la crisis del ladrillo. Para estar eufóricos, nada de nada, todavía queda un largo e incierto camino que recorrer. Para no reconocer la parte positiva, tampoco, mejor estar como ahora que mendigando ayudas a diestro y siniestro. Por tanto, me parece muy bien que Sánchez insista en que Rajoy debe volcarse en buscar más trabajo para los españoles, pero decir que eso es lo que debe hacer en vez de buscarle trabajo a Cañete y De Guindos me parece improcedente, pues él bien sabe, o debiera saber, que, seguramente, este mayor protagonismo de España en la UE es positivo en términos generales. ¿No hubiese hecho él lo mismo en caso de ser el Presidente del Gobierno? En fin, cosas de la política con minúsculas que, en todo caso, valen para animar a los correligionarios del partido ya convencidos, pero no aportan nada a la todavía maltrecha economía, ni a la necesaria regeneración política.
            Por cierto, hablando de regeneración, Felipe VI ultima nuevas medidas para regenerar la Corona y, al efecto, durante estos días está convocando reuniones interminables en La Zarzuela ya que “nada se dejará a la improvisación”, ni siquiera el papel que la Corona concederá a Don Juan Carlos, comenzando por su propio tratamiento, como Rey Padre o Rey Emérito. Y, mientras tanto, se publica una curiosa anécdota protagonizada por su “hermano” el Rey Mohamed VI de Marruecos, quien, al darle el alto la Guardia Civil cuando paseaba con su lancha en aguas de Ceuta para identificar a la tripulación, preguntó malhumorado “¿Es qué no saben quién soy yo?” Ya ven, siempre ha habido clases. Una llamada a su “hermano” Felipe VI para quejarse por el incidente en tanto que Interior envía al jefe de la Comandancia a pedir disculpas zanjan el asunto. Sucedió días antes de que la frontera hispano-marroquí durante dos días fuese un coladero de inmigrantes. Las malas lenguas comentan que no es mera coincidencia. Y ustedes ¿qué piensan?
            También se publica que los negocios del hijo de Pujol en Acapulco acabaron en un verdadero fiasco. Todo no iba a ser ganancias. La violencia generada en dicha ciudad dio al traste con los negocios hoteleros del catalán. Lo que, al parecer, si fueron ganancias son los cursos de formación subvencionados por la Junta de Andalucía en los que hasta un miembro de la Ejecutiva del PSOE-A de Susana Díaz, el Secretario de Agricultura, montó una empresa de formación que, obviamente, recibió subvenciones que la Junta exoneró de justificaciones. Así cualquiera. Tal como está el patio en asuntos de corrupción, no está nada mal que Pedro Horrach, fiscal Anticorrupción de Baleares, diga sobre los partidos políticos que “la financiación ilegal debe llevar a la disolución del partido”. Menos mal que si se acuerda aprobar dicha norma, cosa que dudo, no tendrá efecto retroactivo, pues, en caso contrario, nos quedaríamos sin partidos políticos en España con lo que por mera inanición de la democracia gobernaría cualquier dictador de turno. Bueno, siempre habrá quien piense que no hay mal que por bien no venga. Por ejemplo, la Junta de Andalucía se gasta ahora 2´5 millones en los 74 interinos que revisan el fraude de los cursos de formación. Es obvio que, de no haber habido fraude, estos puestos de trabajo no se hubieran generado.
            Y, mientras los presos de ETA se plantean romper ya con la banda para salir de prisión y buscar soluciones personales a su situación, el PP lleva a Fiscalía el simulacro de fusilamiento del concejal popular de Cardedeu por parte de los soberanistas, provocando división de opiniones sobre la importancia dada al asunto. Seguro que quienes son benevolentes ante el grotesco hecho, no lo serían tanto si el “fusilado” virtual hubiese sido uno de los suyos y el virtual “piquete de ejecución” hubiese estado formado por gentes de la extrema derecha o de personas antinacionalistas. Entretanto, en un desgraciado accidente de helicóptero mueren tres guardias civiles cuando intentaban un rescate de montaña. Y, hasta en esta tragedia, hay quienes en las redes sociales se permiten el indecente lujo de ser abominables con comentarios intolerables en vez de condolerse, como cualquier persona decente, por la desgracia de personas que, como es el caso, entregan su vida por salvar la de otros. Sin comentarios. 
            Por fin parece ser que el verdugo de Foley ya está identificado. Se trataría de un rapero londinense de 23 años que hace apenas un año dejó la música por “amor a Alá” alistándose al yihadismo, al igual que ya han hecho decenas de españoles. Entretanto, Jaled Murad, un superviviente de la masacre que hizo el IS en Kocho, relata como los yihadistas mataron a todos los hombres, unos 300, y raptaron a las mujeres y a los niños. Y en otro de los conflictos actuales que parecen interminables, en el de Ucrania, las petroleras mantienen el comercio con Rusia pese a las sanciones. En fin, cuestión de intereses económicos, que siempre prevalecen sobre el resto de asuntos.
            Finalizo, no ya felicitando a Mireia Belmonte, sino rindiéndole todos los honores que sobradamente se merece. Tras sumar ayer dos medallas más, un oro y un bronce, se hace nada menos que con seis medallas, en tanto que Judit Ignacio es plata en 200 mariposa. Los calificativos de asombrosa, gigante o fantástica se quedan cortos ante Mireia, que parece ser de otra galaxia, colaborando sobradamente en el éxito de España que consigue 13 medallas en el Europeo de natación.

                                               Jorge Cremades Sena