martes, 12 de agosto de 2014

GIBRALTAR, LA MANCHA NEGRA EN LA UE

                        Como si del Guadiana se tratara, que aparece y desaparece a lo largo de su curso, Gibraltar, la única colonia en territorio europeo, aparece y desaparece en los medios de comunicación y en las relaciones diplomáticas, cuando su situación colonial supone una verdadera mancha negra en la UE, no sólo para los dos países afectados directamente, España e Inglaterra, sino también para todo el conjunto de países miembros y, de alguna manera, para toda la comunidad internacional. Por fin, aunque me temo que todo seguirá igual, Bruselas exige investigar el contrabando de tabaco y el blanqueo de capitales en el Peñón, asuntos que todo el mundo sabe ya que basta fijarse en la desorbitada cantidad de empresas inscritas en Gibraltar y en la cantidad de cajetillas que entran en la zona para comprobarlo, salvo que todos los gibraltareños fuesen multiempresarios y se fumaran, incluidos los recién nacidos, casi diez cajetillas de tabaco diarios cada uno de ellos. Teniendo en cuenta que la ley permite a España perseguir el blanqueo dentro de Gibraltar y que Bruselas también ve indicios de la comisión de dichos delitos, solicitando a España y Reino Unido que abran diligencias “porque los delitos afectan a intereses financieros europeos”, ya es hora, como parece, de que la Fiscalía impulse un proceso penal para esclarecer los hechos y que Hacienda acuse a las autoridades del Peñón por su “inacción”, aunque el famoso Picardo señale a las “bandas del crimen organizado de España” como las protagonista. Mayor razón aún para que el Estado español tome cartas en el asunto y no quede de nuevo como una anecdótica denuncia verbal sin consecuencias. Si Hacienda acusa al gobierno de Picardo de “conocer y permitir el fraude” y amparar con “su inacción” a las bandas criminales, por más que Picardo asegure que ya está tomando medidas, que no se ven por ningún sitio, si García-Margallo insiste en que el Peñón es un “nicho” de tráfico ilegal de tabaco, como todo el mundo sabe, y si la UE reclama una investigación, sólo cabe que lo más urgente posible se ponga fin a esta lacra indeseable.
Y, puestos a acabar con lacras indeseables, sería urgente que nuestros gobernantes se esmerasen mucho más a la hora de ayudar a la Justicia a esclarecer la acumulación de casos de corrupción que se están investigando, así como a la hora de exigir las responsabilidades políticas pertinentes a quienes, por acción u omisión, son claros sospechosos de tener relación con la misma. No está mal que, por ejemplo, Empleo aumente el control sobre las ayudas a la formación, tras conocer el caso de corrupción sobre dicho asunto en el seno de la mismísima Junta de Andalucía. Por lo visto Ojeda, ex consejero de Hacienda de la misma, ocultó parte de su fortuna en una sociedad en Luxemburgo, compró en 1997 el 20% de Compagnie Generale Schengen con siete millones en activos, mientras la Junta exoneraba a CCOO, UGT y la Patronal (aquí chupamos todos) de justificar los fondos para parados. La confianza infinita de la Junta en la condición humana (no en la de todos los humanos, por supuesto) era suficiente razón para no exigir el rendimiento de cuentas. Y, por si fuera poco, la Junta regaló además un máster de 107.000 euros al hijo de Ojeda para “formarse” en Columbia. ¡Para que luego digan que no se hace nada por la formación! Obviamente, aunque sólo sea la de unos pocos afortunados como el hijo del ex consejero, cuya trama es conectada por un bufete con la de facturas falsas de Sevilla. De inmediato cabe preguntarse qué hacía, aparte del citado Ojeda, imputado obviamente, el resto de miembros de la Junta, incluido su presidente de turno cuando todas estas fechorías se hacían con toda impunidad. No estaría de más, por el bien del PSOE y del futuro democrático de España, que la deseada y anunciada regeneración liderada por Sánchez, quien anunciará en septiembre que optará a la presidencia, en vez de quedarse muda ante semejantes informaciones, saliera a la palestra para, no sólo ponerse al servicio activo de la justicia, sino además para exigir explicaciones a quienes en su momento actuaron de forma tan irresponsable. Sería una buena forma de que los ciudadanos entendieran que lo del PSOE va en serio y un ejemplo ineludible para el resto de partidos que, ante hechos similares, también hacen mutis por el foro.
Mutis por el foro hace también CiU ante la querella por siete delitos que afronta Pujol y que señala a la matriarca Ferrussola como cómplice de los mismoa, al extremo de que el sindicato Manos Limpias va a pedir a la jueza que cite a declarar al matrimonio y a cuatro de sus hijos, así como la comparecencia de cuatro empresarios que pagaron comisiones al clan. Entretanto parece ser que cae el número de registrados voluntarios para el acto soberanista de la Diada, al parecer en unos 230.000 menos. No me extraña que el cariz dado a la fiesta de Cataluña por los sujetos independentistas en estos últimos años, hayan desencantado a quienes, al final, se han dado cuenta del fraude y la manipulación de tan histórico día festivo para todos los catalanes y no para la torticera apropiación que de él hacen unos pocos. En todo caso, la mentira y la corrupción están tan extendidas en nuestra sociedad que casi no sorprende a nadie la noticia de que una persona suplanta a su madre fallecida para cobrar una pensión de 1.000 euros, que publica algún diario, aunque, en este caso, seguramente el objetivo no sea el enriquecimiento desorbitado como en los citados casos anteriores. Cada cual juega a lo que puede y, especialmente, a lo que le dejan.
            Por lo demás, lamentar profundamente la muerte del misionero Pajares en el Carlos III (ni el “suero milagroso” ha evitado su muerte), mientras la llegada del ébola a Nigeria hace temer un contagio masivo de la enfermedad, mientras la evacuación de Pajares se había convertido en referente internacional y mientras los pacientes lanzan una desesperada llamada de socorro y ayuda a Occidente. Una ayuda que no llega, o es insuficiente, contra la miseria, la enfermedad, el hambre infinita y la muerte (en una simbiótica relación) que provoca, tras el blindaje de Melilla en el caso español, que las pateras vuelvan a llenar el Estrecho, al extremo de que, en un solo día, han sido rescatados en Cádiz 299 personas a bordo de 31 lanchas. Y una curiosa sentencia por parte de la Audiencia que avala un premio a Otegi por su contribución a la paz, afirmando que el jurado que le galardonó, junto a Eguiguren, no enalteció el terrorismo y creyendo que la sociedad “no está sobrada” de esa “voluntad de encuentros de ideologías”. ¿A qué ideologías se refiere? En caso de ser a ideologías democráticas que se defienden con la palabra mediante la paz, nada que alegar. Sería preocupante si se incluyeran ideologías totalitarias que se defienden mediante la violencia y el tiro en la nuca.
            Y fuera de nuestras fronteras, mientras la fluctuación de divisas daña a las empresas españolas (en especial la devaluación del peso argentino y mejicano o el real brasileño), Bruselas, que tiene un “colchón” de hasta 3.000 millones de euros para compensar el veto de Rusia a determinadas exportaciones, estudia como paliar en parte el perjuicio al sector agroalimentario, que, en todo caso, siempre será insuficiente. Entretanto en Turquía, el primer ministro Erdogán, al imponerse en las presidenciales con el 52% de los votos, obtiene el respaldo para consumar su proyecto y mantener la agenda conservadora e islamista frente al Estado laico así como los cambios necesarios para mandar más todavía. Así lo quiere el pueblo turco.
            Lo que cualquier hombre de bien no puede querer es el horror que se vive, entre otros lugares, en Irak. Mientras en España la Ertzaintza alerta sobre un atentado islamista en el País Vasco, la Yihad multiplica su propaganda en internet para captar terroristas, mediante la difusión de una visión idílica de los asesinatos en Occidente mediante webs, cada vez más abundantes, con revistas y anuncios lujosamente editados. Entretanto en Irak son tratados con extrema crueldad, según el propio gobierno, medio millar de yazidíes caídos en manos de islamistas radicales, al extremo de ser enterrados vivos, provocando el éxodo masivo. Entretanto, mientras el primer ministro Al Maliki amaga con un golpe de estado en Bagdad, Obama impone un nuevo gobierno iraquí en plena ofensiva militar. Nuri Al Maliki, vencedor de las últimas elecciones, tras ser apartado del poder como primer ministro por el presidente Fuad Masum y sustituido por Haidar Al Abadi, de tendencia más prooccidental, se resiste a dimitir y amenaza con abrir otro frente en la guerra civil con los yihadistas del Estado o Califato Islámico, mientras EEUU considera “prometedora” la sustitución de Maliki si su sustituto forma un gobierno de unidad con todos los grupos iraquíes y sin excluir a nadie. Vamos, casi un milagro en estos momentos, tal como está el asunto. En fin, un caos político en Irak de primera magnitud cuando los yihadistas están a sólo 100 kilómetros de la capital.
            Cabe finalizar la crónica con una nueva felicitación a Márquez por su décima victoria consecutiva tras vencer en Indianápolis, igualando el récord de victorias consecutivas de Doohan y Agostini. Una leyenda ya del motociclismo y en plena juventud. Márquez parece no tener fin. Enhorabuena.


                                                Jorge Cremades Sena