domingo, 31 de agosto de 2014

PODEMOS, IMPARABLE

                        Si nos fiamos del sondeo de Sigma-Dos, nada ni nadie en la izquierda española es capaz de poner freno a Podemos, el partido de Pablo Iglesias y compañía. Ni el renovado socialismo de Sánchez, ni el proclamado regeneracionismo de IU, consiguen dar un puñetazo en la mesa con que ilusionar a los españoles de centro-izquierda o izquierda como venía sucediendo hasta hace bien poco. Según el citado sondeo, Podemos se consolidaría como tercera fuerza política con el 21´2% de los votos, pisándole los talones al PSOE, que obtendría el 22´3% y quintuplicando a IU que se quedaría con el 4´1%. Un nuevo varapalo al PSOE, que en las generales de 2011 ya obtuvo sólo el 28´8% y sigue sin levantar cabeza, y un descalabro para IU de Cayo Lara, Garzón, o, vaya usted a saber si del propio Pablo Iglesias, que en 2011 obtuvo el 6´9% y ahora cae en picado. Por su parte, el PP volvería a ganar las elecciones con el 30´1% de los votos, pero frente al 44´6% que en 2011 le otorgó la actual mayoría absoluta. Del resto de partidos, salvo UPyD, que pasaría del 4´7% en 2011 al 5´6% ahora, y ERC que pasaría del 1´1% al 3´3%, los demás bajarían estrepitosamente como CiU, del 4´2% al 3%, Amaiur del 1´4% al 1% o el PNV del 1´3% al 1%. En plena brega dentro de UPyD por unirse o no a Ciudadanos, que consolidó su ascenso al pasar en las europeas del ámbito catalán al nacional, es decir, en toda España, los simpatizantes de Rosa Díez andan divididos al respecto, siendo una incógnita qué sucedería en caso de comparecer unidos en las próximas generales. En fin, que cada quién entone su mea culpa, para que, al menos a día de hoy, siga creciendo una opción populista, poco creíble, que pretende, nada menos, que acabar con el sistema, aunque sin explicarle a los ciudadanos por qué otro sistema lo sustituirían en caso de obtener mayoría suficiente. No extraña, entre otras cosas, que Podemos mande callar a quienes le critican, como ha sido el caso de Willy Toledo o Joaquín Sabina, a quien Monedero simplemente les manda a “hacer lo que sabe”, es decir, actuar o cantar. Y todo ello justo en el 75 aniversario del origen de la tragedia de II Guerra Mundial, cuyos ecos aún perduran, que, no sólo en España, sino en Europa, debiera ser hoy manual de cabecera para nuestros gobernantes y partidos políticos. Sería lamentable que Europa tropezara de nuevo en la misma piedra.
            En efecto, no está el horno para bollos. Mientras la UE, que convoca una cumbre para impulsar la economía y el empleo, elige como presidente del Consejo al conservador polaco Donald Tusk y a la italiana Mogherini para dirigir la diplomacia europea (decir la Política Exterior común sería excesivo), Ucrania sigue siendo la mecha encendida que puede acabar incendiando el polvorín. Mientras Kiev pide el ingreso de Ucrania en la OTAN, en plena escalada bélica, para defenderse de los rebeldes pro-rusos, ayudados por soldados rusos, Putin, que niega dicha evidencia, da un paso chulesco más alardeando de que Rusia es “una de las potencias nucleares más poderosas” y avisando que es mejor “no meterse con Rusia”, en tanto que familias de los soldados rusos piden que se aclare su paradero. En fin, para que todo el mundo lo entienda: como soy muy fuerte, hago lo que me viene en gana y, para dejar el asunto en paz y no empeorarlo, mejor no meterse conmigo. ¿No les recuerda a la Alemania agresora del siglo pasado? La OTAN, al parecer, está dispuesta a admitir a Ucrania como socio, mientras la UE estudia nuevas sanciones contra Moscú, justo ahora en que el Consejo estará presidido por un político “antiPutin” y, al parecer, con buena sintonía con Rajoy.
            En cuanto al Gobierno de Rajoy se refiere, en asuntos internos, parece ser que el PSOE piensa apoyar su plan de reducir los aforamientos, que requiere cambios en la Constitución y en los Estatutos de Autonomía, aunque no el de la reforma electoral que, según Sánchez, beneficiaría a los grupos independentistas. Así, mientras Santamaría defiende que la reforma electoral impulsa la regeneración, el líder socialista considera que las candidaturas conjuntas de ERC-CiU controlarían la mayoría de localidades catalanas e incluso Bildu ganaría poder. Y, curiosamente, se especula con que CiU sí apoyaría al Gobierno para dicha reforma tras el evidente fracaso del 9-N y que ya estaría negociando acuerdos en el Congreso y presionando para romper con ERC y acercarse al PSOE. Por su parte, Josep Rull, coordinador general de CDC, manifiesta que no descartan “la declaración unilateral de independencia siempre que se vaya antes a las urnas”. En fin, todo un guirigay en el inicio de este tenso curso político, marcado, sin duda, por el reto catalán y el horizonte electoral. En el fondo, qué más da si uno u otro partido se beneficia, antes o después, con la reforma electoral, siendo elegido alcalde el más votado o el que resulte de los pactos posteriores, muchas veces antinatura. Esa no es la cuestión, ya que de lo que se trata es de valorar si es más adecuado que gobierne la lista más votada, como sucede en algunos países, o la que ha quedado en tercer o cuarto lugar, no por cuestiones de proyecto, sino justo para evitar que lo haga quien más respaldo obtiene, que también sucede en algunos países. Por tanto no es cuestión de más o menos democracia, sino de lo que más convenga a la estabilidad del sistema.
            Entretanto, mientras el déficit del Estado se reduce un 13% al crecer los ingresos tributarios y se conoce que el Ministro de Interior fue a Tetuán a pedir disculpas a Mohamed VI por el incidente de su identificación, el Ministro de Defensa no adelanta la revisión de los aviones oficiales pese a los fallos detectados, el último, el del Airbus que llevaba a Margallo. No gana uno para sustos. Ni para sorpresas. Ahora resulta que en la base aérea del Ejército del Aire de Getafe se investiga un caso de malversación y fraude. Como ven, un nuevo caso de corrupción de altura, nunca mejor dicho, para que no se libre nadie de tamaña tentación, mientras que Carod Rovira, el ex líder de ERC, viene a contar ahora que un líder de CiU le dijo en su día que cobraban comisiones del 5% y no del 3%. La pregunta es ¿y qué hizo él ante tan interesante confesión?
            En cuanto a otros temas se refiere, mientras el ébola quiebra la economía de los países afectados y sigue haciendo estragos, la hermana Paciencia, que combatió la enfermedad junto al sacerdote Miguel Pajares y enferma como él fue enviada a morir al pabellón de los condenados, milagrosamente hoy está curada de la enfermedad. Para los creyentes se trata de un milagro en toda regla. Por cierto, el nuevo Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, dice, con razón, que le gustaría “una Iglesia que no tenga cristianos de salón” y que “no esperaba ser arzobispo de Madrid” ya que cree que “otros pueden hacerlo mejor”. Si de tales mensajes tomaran nota nuestros políticos, seguro que todo iría mucho mejor pero, claro, muchos de ellos jamás hubieran osado ocupar un sillón. Y, mientras la infidelidad de la primera dama causa un escándalo en Estonia, la entrada en recesión de Brasil complica la reelección de Rousseff, en tanto que China ya iguala a la UE en inversión en I más D.
            Y en temas deportivos España inicia la carrera por su mundial de Basket con un inapelable triunfo frente a Irán, en que Pau Gasol se ha convertido en el rey del espectáculo. Todo ello en un ambiente de preocupación por posibles atentados. En una Alianza antiyihadista, España refuerza su colaboración con EEUU, Egipto y Francia, con contactos permanentes entre los servicios de información desde hace varios meses.


                                               Jorge Cremades Sena