viernes, 29 de agosto de 2014

UN PROCESO NEGOCIADO

                        Es, al parecer, lo que Sánchez piensa ofrecer a Mas para que salga del pozo sin fondo en el que se ha metido él solito. Un “proceso negociado” con el PSC para una “reforma constitucional” federalista si abandona la consulta, que incluiría el aval de los socialistas a los presupuestos de 2015 y que ERC no fuerce unas elecciones plebiscitarias. Entretanto el portavoz Rull dice que hay “gente seria” en Convergencia que cumplirá sus promesas a ERC, es decir, la celebración de la consulta sí o sí, ya sea constitucional o no, legal o no. Tengo la sensación de que Rull confunde “gente seria” con gente totalitaria y antidemocrática, pero, en fin, ese es su problema. Por su parte el Gobierno, como es su obligación, planteará un doble recurso al referéndum de Artur Mas, preguntando al Consejo de Estado y llevando al  TC la impugnación de la Ley de Consultas y el decreto que fija la fecha de la consulta, a la espera de que la suspensión quede resuelta legalmente en una semana. Y en CiU cada vez se dan más pasos para un adelanto electoral. Es el esperpéntico panorama político catalán en estos momentos, en que ya poco se puede hacer para paliar los inmensos daños causados a la ciudadanía española y especialmente a los que habitan en Cataluña. Los distintos partidos políticos juegan con las cartas marcadas y a estas alturas de la partida tienen pocas opciones de modificar la jugada. Quienes fueron de farol tienen ahora que asumir su osadía y quienes simplemente jugaron a ver qué réditos podían obtener aceptando los envites de unos u otros ya no pueden mantener dicha estrategia. Sólo quienes jugaron a lo seguro, es decir a la democracia y la legalidad, pueden sentirse satisfechos. Algunos, lamentablemente siguen sin entender que tanto para el autonomismo, como, mucho más, para el federalismo, se requiere la voluntad de todas las partes y aquí, lamentablemente, de lo que se trata es de todo lo contrario, es decir, del independentismo. Seguir engañando a la gente con milongas federalistas, como si fuera el resultado de un acuerdo entre cuatro que, entre otras cosas, no quieren semejante solución, salvo para salir de un atolladero coyuntural, es como prolongar los tenues latidos del corazón de un paciente en coma en estado vegetativo. ¿De qué proceso negociado estamos hablando si desde el inicio cualquier proceso negociador pasa por aceptar el chantaje totalitario de los dirigentes catalanes? O es una ingenuidad plantearlo o, en caso contrario, es algo mucho peor. Si Mas quiere adelantar las elecciones, que las adelante; si ERC quiere presentarlas como plebiscitarias, que las presente; y si al margen de la ley unos y otros quieren convocar el referéndum, que lo convoquen y apechuguen con todas las consecuencias. Ya es hora de que cada cual asuma sus responsabilidades.
            Entretanto Pujol, que por fin deja el despacho de Barcelona como ex president, no desvela si irá al Parlament y da largas al asunto. Por su parte, se conoce que su primogénito ganó nada menos que 4´2 millones en un solo año sin facturar un solo euro. Misterios sin resolver que muchos empresarios quisieran desentrañar. No sé si, como dice Torres Dulce, Fiscal General del Estado, es cierto que “no todos tienen interés en que la justicia sea rápida y eficaz”, supongo que así será, pero sí estoy convencido que a algunos les viene de maravilla que así sea.
            También cabría destacar que ni sindicatos ni patronal repartirán ya el dinero de la formación (se pone así fin a la deformación del gasto público), que el Gobierno acudirá en septiembre al rescate de empresas en quiebra (veremos si el rescate es a costa nuestra), que se rastrea en Internet en busca de fotos pedófilas de las niñas raptadas en Madrid y luego liberadas (cualquier medida es poca para desenmascarar a semejante monstruo), y que en España hay unos 500.000 pisos turísticos irregulares. Bueno, y que la universidad pública en España expulsa anualmente de sus carreras a unos 30.000 alumnos, especialmente en sus primeros años de carrera, por sus bajos rendimientos; los diversos campus fijan independientemente las líneas rojas para que no se eternicen los estudiantes en carreras mal elegidas o que les resulten excesivamente difíciles. Al final todos los ciudadanos, con nuestros impuestos, pagamos el pato.
            Y fuera de nuestras fronteras, mientras los grandes empresarios escoceses rechazan la independencia de Escocia del Reino Unido (aunque allí sea legal el asunto, se impone además el sentido común), EEUU busca una coalición para combatir el yihadismo, en tanto que España elude unirse al grupo de países que armará a los kurdos. Además, los soldados ucranianos pierden Novoazovsk y Alemania expulsará a los inmigrantes que en seis meses no tengan empleo, lo que afectará nada menos que a unos 10.000 españoles, ya que no se especifica si son inmigrantes comunitarios o no. Pero la noticia estrella del exterior es la imputación en Francia por un delito de corrupción de Christine Lagarde, directora del FMI e impulsora en su seno de las políticas de austeridad, pues la Justicia francesa la acusa de “negligencia”, cuando era ministra de Economía en el gobierno de Sarkozy, en el caso que obligó a indemnizar con 403 millones al magnate Bernard Tapie. Si por “negligencia” hiciéramos aquí lo que hace la Justicia francesa, seguro que veríamos sustancialmente debilitado el cuadro de gobernantes españoles.
            Finalizo destacando la muerte de Peret. Quien fuera el rey o patriarca de la rumba catalana, ídolo de la cultura popular y orgullo de la Cataluña mestiza, como le califican los distintos medios de comunicación, nos deja a sus 79 años de edad. Descanse en paz y mientras tanto que en la tierra triunfe su filosofía, plasmada en alguna de sus canciones más populares, “es preferible, reír que llorar”, aunque, inevitablemente, hoy le lloremos, un poco al menos, quienes lamentamos tan importante pérdida.
Y, en cuanto al deporte se refiere, Xabi Alonso, que deja la Roja, parece ser que ha llegado a un acuerdo para irse al Bayern con Guardiola. Decida lo que decida, desearle toda la suerte del mundo en su nueva andadura.


                                               Jorge Cremades Sena