viernes, 13 de junio de 2014

IU SE ECHA DEFINITIVAMENTE AL MONTE

                        Mientras el Gobierno prepara el blindaje legal del Rey Juan Carlos, quien, definitivamente, no acudirá a la proclamación de su hijo Felipe en las Cortes para no restarle protagonismo, IU, junto a otros grupos parlamentarios minoritarios, se echa definitivamente al monte y anuncia su no asistencia a dicho acto como gesto de protesta o boicot, interprétese como se quiera. Una vez más Cayo Lara confunde la gimnasia con la magnesia. Nada tiene que ver su legítima aspiración republicana, que no sólo puede sino que debe defender, obviamente con argumentos serios y no con los que suele ilustrar a los ciudadanos, con la asistencia, aunque sólo sea por cortesía y respeto, al acto de nombramiento o proclamación del futuro Jefe de Estado, es decir, de la Primera autoridad del Estado, legal y democráticamente constituido, al que, como diputado y líder de uno de los partidos que lo conforman, debe servir con lealtad y guardar el debido respeto. Guste o no guste a Cayo Lara y compañía, mientras no consiga obtener la mayoría necesaria para cambiar legal y democráticamente la forma del Estado Español debe someterse, como hacemos la inmensa mayoría de ciudadanos, a las autoridades democráticas vigentes y a sus instituciones, salvo que su propuesta sea la ley de la selva que, como en otros tiempos, llevó a nuestro país a la miseria y a la ley del más fuerte. Y así nos fue.
            En todo caso, tiene gracia que todos estos personajes que tan perfectamente se acoplan a las instituciones del Estado a la hora de convertirse en autoridades del mismo bajo las reglas de juego establecidas y, obviamente, a la hora de disfrutar de los privilegios y suculentos sueldos que llevan anexos, se muestren tan escrupulosos y puros ideológicamente para no respetarlas cuando no satisfacen sus particulares intereses personales o programáticos. Eso de echarse al monte, pero a medias, me recuerda a aquellos falsos hippyes, que no a los auténticos, que se pasaban la “vida padre” en Ibiza con el talonario de “papá” por si había que cubrir cualquier indeseada contingencia. En fin, ya es hora de que vayamos sabiendo quién es quién en este laberinto político que estamos montando, aunque sólo sea para saber a ciencia cierta de qué va cada uno y, sobre todo, qué se puede esperar de cada cual.
            Y en esto de saber de qué va cada uno, no está nada mal, si se hace bien, que sepamos con todo detalle la verdadera historia de ETA sin interpretaciones subjetivas ni falsos planteamientos. Si ello es lo que ha movido al Ejecutivo vasco a encargar un dictamen sobre el pasado etarra, desde su primer atentado en 1968 hasta el día de hoy en que, afortunadamente, ya no los hay (toco madera), enhorabuena por la iniciativa y suerte a los historiadores y expertos que se encarguen de hacerlo. Es una página tan desgraciada de la Historia reciente de España que no debemos enterrar sin más entre los escombros del pasado para pasar página y leer el capítulo siguiente. Hay que asumir siempre la historia, especialmente para no repetir sus episodios más desgraciados.
            Tampoco debiera el PSOE pasar página sobre lo que le está sucediendo. Demasiadas gestoras en demasiadas circunscripciones autonómicas y locales (la última en Elche) que, junto a la dirección interina a nivel federal, ponen de relieve el desmadre interno del partido y su desacreditada proyección exterior. No es cuestión de que Ferraz presione al PSC para que en un congreso rápido y continuista se elija al sucesor de Navarro, ni que, con más o menos apoyos (sea Madina, Sánchez o ¡vaya usted a saber quién!), se cubra la vacante dejada por Rubalcaba; es cuestión de analizar seriamente las causas de tan caótica situación, de reconocerlas interna y públicamente y de presentar alternativas nuevas, lideradas por personas nuevas, que estén lo más alejadas posibles de quienes han causado y, desde la sombra, siguen causando, el mayor deterioro del PSOE en casi toda su historia centenaria. No es fácil, lo sé. Pero es la única solución. De lo contrario, como ya viene sucediendo, dentro de muy poco, el moribundo volverá a dar síntomas de agravamiento de su enfermedad.
            Y más allá de nuestras fronteras, el empuje de las milicias islamistas pone en grave riesgo de desintegración a Irak, al extremo de que Obama no descarta otra intervención militar, aunque sólo sea aérea, para frenar a los yihadistas. Una vez más la comunidad internacional, con su conglomerado de intereses e hipocresías, es incapaz de imponer la paz en otro territorio, el enésimo, asolado por la intransigencia, la violencia y la barbarie. Y, como parte de esa comunidad internacional, en la UE, que suele pasar de estas tragedias a la espera de que el papá norteamericano las resuelva, según sostiene Bruselas, se va a cambiar el criterio a la hora de calcular el PIB de sus países miembros que se “elevará” sustancialmente (se calcula que en España sobre un 4´5% y en Italia, por ejemplo, alrededor del 10%) al asumir las drogas y la prostitución, entre otras, como actividades productivas que, aunque sigan siendo ilegales y no tributen, ayudarán a cumplir los criterios de deuda y de déficit. Un buen ejemplo de aparentar que todo cambia cuando, en realidad, todo sigue igual.
            Finalmente, destacar que, con graves incidentes callejeros en Sao Paulo, se ha inaugurado el Mundial de Futbol Brasil 2014, en el que España vuelve a soñar como lo hizo en Sudáfrica, convirtiendo el sueño en realidad. Y más aún tras el partido de inauguración en que Brasil, la favorita, no estuvo a la altura de las circunstancias frente a Croacia a la que, finalmente, derrotó 3-1 con la inestimable ayuda del árbitro que se sacó de la manga un penalti cuando el partido iba 1-1 y Croacia amenazaba seriamente con volver a marcar o, al menos, con mantener el empate. En fin, cosas del futbol. Veremos que hace hoy España, la campeona, frente a Holanda, la subcampeona. Y esto no ha hecho más que empezar.


                                               Jorge Cremades Sena