lunes, 30 de junio de 2014

¿NUEVA CRISIS DEL PETRÓLEO?

                        La dependencia energética de Europa es la espada de Damocles que, de vez en cuando, amenaza desafiante sobre el futuro económico europeo, bien sea en época de bonanza, oscureciendo nuestro optimismo, bien en época de crisis, como es el caso, ennegreciendo nuestro pesimismo y generando incertidumbres sobre la futura recuperación. Petróleo y gas, gas y petróleo, es el mágico binomio que nos trae de cabeza. Y, precisamente, la crisis de Irak y la de Ucrania tienen en vilo a casi toda Europa, tanto por los hipotéticos problemas de suministro energético que pudieran derivarse, como por el encarecimiento de dichos productos, que, en todo caso, pondría patas arriba las expectativas europeas, como ya ha sucedido en épocas pretéritas. La evolución de sendos conflictos es de vital importancia para Europa y, muy especialmente, para la UE de la que formamos parte. Y parece que ni en Irak ni en Ucrania pintan las cosas de color de rosa, sino todo lo contrario.
            En la zona de Irak la mala noticia de la creación por parte del ISIS de un “califato del terror” en el suelo ocupado por los rebeldes, donde se impondrá su yihadismo radical y amenazante para todo el Próximo Oriente, hace temer un previsible encarecimiento del precio del crudo que podría poner en jaque la incipiente recuperación económica de Europa, restando competitividad a las empresas y, muy especialmente, a las españolas. En Ucrania, a pesar del acuerdo de asociación suscrito con la UE, el presidente Poroshenko se enfrenta a un fuego cruzado de intereses opuestos, pues mientras los líderes de Rusia, Francia y Alemania le piden que prolongue el alto el fuego con los rebeldes prorrusos en el este del país, los ucranianos (y entre ellos los combatientes contra los separatistas) le exigen que continúe con la “operación antiterrorista” y solicite a Europa nuevas sanciones contra Rusia, convirtiendo El Maidan, la plaza de la independencia en Kiev, en un clamor multitudinario contra su gigantesco vecino. Por cierto, los prorrusos han puesto en libertad, entre otros, al observador español de la OSCE, una buena noticia sin lugar a dudas. Por tanto, de cómo evolucionen las cosas en estas dos zonas del mundo depende en buena medida el inmediato futuro europeo. ¡Como para rasgarse las vestiduras cuando se pretenden explotar los escasos recursos energéticos en nuestro propio suelo!
            Y ya que nos hemos salido de España, aunque en asuntos que nos afectan de forma bastante directa, decir que mientras la UE rastrea el destino de 2.500 millones de euros en ayudas a la minería española (que tal como se las gastan en España en otros fondos de ayuda es como para echarse a temblar) y mientras el Presidente de Google solicita a Cuba más libertad en Internet, los españoles en Alemania se unen en una plataforma en Berlín para ayudar a sus compatriotas contra las injusticias laborales que padecen y las explotaciones que puedan sufrir en sus trabajos, de lo que en España, desgraciadamente, somos expertos. En fin, en todos los sitios cuecen habas.
            Ya en España, como para echarse a temblar es también que, según algunos, el fraude en los cursos andaluces de formación, que apuntan a dos ex consejeros de la Junta, pueda ser mayor que el de los ERE, por lo que, a tenor de lo que ya se conoce, estaríamos hablando de proporciones mastodónticas. Y, entretanto, se sabe que Urdangarín pagó 7.000 euros para espiar a su socio Diego Torres. Es lógico, los presuntos chorizos cómo van a fiarse unos de otros.
            En otro orden de cosas, mientras Urkullu pide a Rajoy más gestos para acelerar el fin de ETA, temiendo que la crisis catalana complique el desarme, se sabe que Pablo Iglesias ayudó a la red de apoyo de los presos etarras, al extremo de que la ilegal Herríra lo consideraba su “referencia” en Madrid, teniendo su móvil y su mail, además de haber participado en un mitin proetarra en Pamplona. Al final, entre Urkullu e Iglesias va a resultar que el culpable de que ETA no se desarme la tiene el Presidente del Gobierno, es decir, Rajoy. Supongo que igual sucederá con las causas pendientes contra unos 300 huelguistas que, en total, se enfrentan a 120 años de prisión y multas tras participar en determinadas huelgas. Obviamente se achacará al interés de cercenar la libertad de expresión. Quienes hemos asistido a bastantes huelgas tenemos la duda razonable de que habrá algo más que la participación en la huelga y su correspondiente reivindicación, pues nunca fuimos detenidos, ni fichados por ello, salvo, obviamente, en la época de la dictadura.
            Por lo que se refiere al proceso interno del PSOE para elegir a su futuro Secretario General, Sánchez, al margen de doblar en avales a Madina, se gana el apoyo de 62 diputados, doblando igualmente a los que apoyan al vasco, y se impone en la mayoría de las federaciones territoriales, convirtiéndose así, de momento, en el favorito para dirigir a los socialistas. En lo que respecta al aborto, el síndrome de Down no estará en los supuestos para abortar al quedar excluido de la lista de malformaciones de la ley del aborto. Y en el asunto de la mezquita en Barcelona, parece que la única condición a los árabes para que se construya es que las constructoras sean catalanas; la pela es la pela.
            Finalizo destacando la decisión del fiscal de reabrir la investigación del suicidio de una adolescente, Carla, que arrojándose por un acantilado hace poco más de un año decidió quitarse la vida sin causas aparentes. La toma de declaración a tres alumnas por un supuesto acoso a dicha menor de 14 años y las pruebas halladas en las redes sociales, han sido claves para la reapertura. El acoso escolar, bastante frecuente entre los adolescentes, requiere de una mayor persecución; que un fiscal ponga el dedo en la llaga sobre tan difícil asunto es siempre una gran noticia. Con el acoso de cualquier tipo, pero especialmente del escolar, que se da en edades bien tempranas, sólo cabe tolerancia cero. Quienes hemos dedicado buena parte de nuestra vida a la docencia bien lo sabemos.  
            Y ya en Brasil 2014, Robben y un penalti acaban con Méjico, 2-1, en el minuto 93 de partido, mientras Costa Rica elimina a Grecia en la tanda de penaltis, conformando así una nueva eliminatoria de cuartos de final.


                                                Jorge Cremades Sena