lunes, 2 de junio de 2014

NO A TRAVÉS DE VÍAS EXTRAÑAS

                        Al final Carme Chacón parece ser que tira la toalla para liderar el PSOE, alegando: “No lucharé por liderar al PSOE a través de vías extrañas”. Es tal el berenjenal que tienen montado los socialistas que ni ellos mismos se aclaran sobre lo que hay que hacer. En todo caso, parece ser que Chacón sólo renuncia a la Secretaría General, que no a la candidatura a Presidente del Gobierno, si es que al final se decide que haya bicefalia en el PSOE. Si con monocefalia no se aclaran y todo son grescas y jaleos, que Dios nos coja confesados si, al final, se instaura la bicefalia. Es decir, que todo puede hasta empeorar. Entre la vía Madina de Rubalcaba y el tándem Díaz-Chacón (¿la bicefalia?), pasando por las quejas públicas de unos y otros, el espectáculo es, cada día que pasa, más intolerable. ¿Cómo es posible que a estas alturas ni tengan claros los procedimientos a seguir ante la dimisión del Secretario General? Nadie, medianamente sensato, lo puede entender. Supongo que el origen del resto de “vías extrañas” está en esa especie de dimisión a medias de Rubalcaba que nadie entiende. Entretanto, una encuesta de NCReport señala como favorita a Susana Díaz (15´3%) seguida de Chacón (9´5%), Madina (8´8%), Patxi López (4´8%), García-Page (3´8%) y Pedro Sánchez (3´3%), el más ligero de equipaje de todos ellos respecto al pasado, aunque un 46% no se pronuncia al respecto. Si además el 66´5% prefiere la hoja de ruta de Chacón (adelantar proceso de primarias para elegir candidato) y sólo el 14´5% prefiere el calendario actual (Congreso Extraordinario en julio para elegir Secretario General, y elección en noviembre del candidato a Presidente de Gobierno, si la nueva Ejecutiva decide mantener las primarias y apostar por la bicefalia, que sólo el 18´5% es partidario de evitarla), me temo que el pescado está vendido, sobre todo cuando nadie, absolutamente nadie, es capaz de señalar lo que estrictamente establecen los Estatutos. Que todo sea por esta especie de fiebre democratizadora tardía y urgente, en la que el mismísimo Bono apuesta porque “los militantes deberían elegir a los candidatos a diputados”. Todo ello está muy bien, pero ¿no tendrá que ser un Congreso quién decida lo que se ha de hacer en el futuro? Algunos pensarán que para hacerle el mismo caso que al Congreso anterior lo que se decida, en definitiva, será lo que menos importe. Por cierto, y de proyecto político ¿qué? Lo de siempre. En fin, ellos sabrán lo que hacen.
            Lo que sabemos nosotros es que la tipología del votante de Podemos es una persona de entre 35 y 54 años, por tanto sin vivencias directas de la Transición, que más de la mitad de sus votantes en las europeas apoyó a los socialistas o a IU en 2011 y que forman parte del círculo del descontento. Como tanto los socialistas como los de IU, siguen sin caer del burro respecto a Pablo Iglesias y sus seguidores, sólo se puede esperar un futuro cada vez más incierto para ellos y más próspero para éste que, una vez dentro de la casta, sigue reservándose la competencia de decidir quiénes son casta y quien no, así como de insultar a diestro y siniestro a todo aquel que se atreve a criticar su proyecto populista radical, al extremo de que Felipe González, el mejor valorado por la izquierda, es para él una lamentable caricatura por el mero hecho de manifestar libremente que una experiencia bolivariana en España sería catastrófica en caso de consolidarse. Entretanto, menos mal que, de momento, los barones del PP piden a Rajoy medidas que frenen la fuga de votos de las clases medias, pues como nos descuidemos hasta son capaces de bailarle el agua a Iglesias tal como lo hace ingenuamente tanto el PSOE como IU. Todos le quieren tirar los tejos al más listo de la clase.
            Y mientras en Cataluña un juzgado de Barcelona encarga a la Policía Nacional las pesquisas para que se investigue al “CNI catalán” por espiar a los mossos díscolos, ETA prepara otro falso desarme con el objetivo de forzar un acercamiento de presos al País Vasco con la complicidad de los “verificadores internacionales”; vamos, como si España fuera una república bananera. Nada más lejos de la realidad aunque en algunas cosas se parezca. Por ejemplo, en que, por asuntos de corrupción, Andalucía esté al borde del bono basura ya que Standard&Poor´s se suma a Moody´s y amenaza con bajar la nota por el fraude en los cursos de formación. Menos mal que no le añade el asunto de los ERE pues entonces directamente la consideraría basura directamente y sin bono, al igual que haría si considera el resto de casos en otras comunidades autónomas. Y todo ello, mientras los españoles pagamos al fisco el tipo más alto desde 1995 con el sudor de nuestra frente y con el deseo que sean muchos más quienes puedan hacer lo propio encontrando un puesto de trabajo; por cierto, que un mayo de record suma más de 150.000 nuevos cotizantes. Una buena noticia, sin lugar a dudas. Todo no ha de ser malo y negativo.
            Más que malo o negativo, aunque también, es impresentable que nada menos que un magistrado del Tribunal Constitucional haya sido cogido en un control de alcoholemia conduciendo su moto borracho, sin casco y tras saltarse un semáforo. Se trata del juez Enrique López que ha presentado su dimisión irrevocable la cual le ha sido aceptada lógicamente. Si tan irresponsables conductas se dan en personas con tan altas responsabilidades, apaga y vámonos. La dimisión de su cargo es lo mínimo que se le puede exigir a tan irresponsable magistrado.
            Y mientras Europa insta a Draghi a actuar para apuntalar definitivamente la recuperación económica, que tanta falta hace, en EEUU se desencadena una polémica por la decisión de Obama de canjear al sargento Bergdahl por cinco talibanes presos en Guantánamo. La oposición norteamericana teme que dicha estrategia facilite otros pactos y le reprochan que en un asunto tan delicado ni siquiera haya sido informado el Congreso….. Perdón, una noticia histórica irrumpe eclipsando a todas las demás, al menos de momento, el rey Juan Carlos I acaba de anunciar su abdicación en favor del Príncipe Felipe, su hijo. Sin duda un notición de primerísima magnitud, que excede cualquier espació de este fin de crónica de hoy, ya habrá tiempo para comentarios y valoraciones. De momento, me quedo con la divulgación de la noticia.
             

                                               Jorge Cremades Sena