lunes, 9 de febrero de 2015

PABLO IGLESIAS, IMPACIENTE

                        El líder de Podemos, Pablo Iglesias, anda impaciente para que cuanto antes Rajoy convoque elecciones, como si éstas hubieran de convocarse cuando al bueno de Pablo le intereses y no cuando toque. Es obvio que tras la encuesta del CIS y la exitosa manifestación reciente en la Puerta del Sol intente retar a Rajoy para que convoque unas elecciones “ya” en las que, según él, “David puede ganar a Goliat”, aunque algunos analistas consideran que esta urgencia es para evitar que sigan saliendo irregularidades cometidas tanto por él como por parte de sus compañeros que pudieran truncar su vertiginoso ascenso. Sin ir más lejos, hoy mismo, se publica que Hugo Chávez pagó 35.000 euros a Monedero, añadiendo que hay pruebas documentales que acreditan sus actividades como asesor de Venezuela, además de que entre tres cuentas suyas acumula casi 700.000 euros (aunque él rebaja dicha cantidad), cuando su renta anual como profesor es de 50.000 euros brutos anuales, y se añade que Podemos oculta el primer trimestre de sus cuentas, ya que las primeras aportaciones que aparecen en su web son del 14 de abril, cuando el partido se fundó a mediados de enero y se registró en marzo, etapa en la que Monedero ya había recibido el dinero de Venezuela, mientras el foro que pide su “expulsión” registra ya más de mil entradas. En fin, demasiados asuntos poco transparentes que, añadidos a los ya conocidos de Errejón y el propio Iglesias, más lo que puedan ir surgiendo, inquietan a la cúpula de un partido que se presenta ante los ciudadanos como paladín de la más estricta pureza y verdugo de las conductas irregulares y corruptas del resto de dirigentes políticos a los que consideran “casta”. Además, como ya conocen que los medios que sacan estos trapos sucios a relucir (los mismos que sacaron otros tantos asuntos del PP, PSOE, IU, CiU, etc etc) no cejan en su empeño cuando constatan que hay indicios de conductas reprochables, es obvio que teman al popular refrán de “cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar”, lo que avalaría la impaciencia de Iglesias que, a poco que nos descuidemos, echará la culpa a Rajoy si en su momento fracasa electoralmente por no haber hecho un adecuado adelanto electoral a su conveniencia.
            Y como el susto va por barrios, el fiscal ve una trama delictiva en el gran proyecto del líder del PSOE en Madrid e indaga un vínculo delictivo entre el Gobierno municipal de Tomás Gómez y el tranvía de Parla, mientras que Bárcenas anda amenazando de que si el PP no le trata bien se dedicará a corresponderle con la misma moneda. Para colmo, resulta que ahora Jordi Pujol, avisa a Mas, quien tiene que comparecer hoy y dar explicaciones sobre el caso de las ITV, diciéndole: “la política me importa un pito, pero mis hijos son intocables”. ¡Qué cosas! Resulta ahora que quien hizo de la política a su imagen y semejanza su “modus vivendi” ahora le importa un bledo y lo que le interesas es que sus hijos, casi todos imputados como él por casos de corrupción ni se les toque. Menuda jeta tiene el colega. Entretanto, mientras todos se preguntan si Mas, su brazo derecho e izquierdo durante toda su etapa política, dirá algo interesante durante su comparecencia, la inversión extranjera en España queda lastrada por una caída histórica nada menos que del 45% en Cataluña. No extraña que la mayoría de los españoles, un 67% según Metroscopia, avala la implantación de la cadena perpetua que se votará mañana en el Congreso. Lo lamentable es que para este tipo de delitos de corrupción de guante blanco no será aplicable.
            Cambiando de temas, Montserrat Gomendio, Secretaria de Estado de Educación, dice que “la financiación de la Universidad debe ligarse a los resultados” (supongo que como debiera hacerse en el resto de actividades públicas a partir de un mínimo); los médicos no podrán hacer más de cinco operaciones de estética a la misma persona según el código deontológico (¿tantas operaciones?); y los 402 altos cargos del Estado, que son funcionarios, acumulan 3.501 trienios de antigüedad en sus nóminas, que tiene un coste de dos millones de euros anuales (si se ligase el sueldo a los resultados en vez de a la antigüedad otro gallo cantaría).
            Y mientras la diplomacia marroquí desvela algunos secretos, quedando reflejados por varios funcionarios en un libro detalles sobre conflictos con España, Obama y Merkel debaten sobre si arman a Ucrania frente a Rusia en tanto que ambos mandatarios preparan la cumbre del próximo miércoles con Putin, Poroshenkp y Hollande, logrando, de momento, que Putin y Poroshenko se reúnan en Minsk. Ojalá que de dicha cumbre se llegue a un acuerdo satisfactorio, aunque se antoja bastante difícil teniendo en cuenta el cúmulo de intereses que hay en juego. En cuanto a Grecia se refiere, Tsipras promete luz, techo y comida para los más pobres, objetivo que, sin lugar a dudas, le honra, aunque el problema está en que no tiene asegurada la financiación del plan al respecto que, según él, supondría un gasto de 2.000 millones de euros, mientras pide un programa puente para negociar el pago de la deuda (tras haber renunciado, como se preveía salvo en quienes le votaron, a las promesas electorales de impago o quitas de la misma), reprochándole los colegas europeos que sus buenas intenciones y sus loables objetivos se basen en sufragarlos con el dinero de la UE, es decir, con el de los demás, vaticinando que el “Tic-tac”, que tanto gustaba a Chávez en Venezuela y tanto gusta ahora a su imitador Pablo Iglesias en España, sea hacia el desastre. Esperemos, en todo caso, que una negociación adecuada (aunque encima Tsipras no quiera saber nada de la Troika) consiga al menos favorecer a los griegos más desfavorecidos que, como en todos los países, no tienen culpa de nada y son las primeras víctimas de las irresponsabilidades de sus gobernantes. En todo caso, no estaría de más que los gobernantes griegos se redujeran drásticamente el sueldo, redujeran funcionarios, hicieran una fiscalidad en condiciones y se dedicaran a hacer políticas generadoras de riqueza, apretándose entretanto, el cinturón como los demás … lo que sería un acicate para que los demás apechuguen en parte con su problema. Pero el Gobierno de Syriza parece ir por otros derroteros, tal como se veía venir.
            En cuanto al futbol se refiere, el Barça no falla y con una goleada en San Mamés, 2-5, de la mano de Messi se coloca a un punto del líder.

                                                Jorge Cremades Sena