martes, 10 de febrero de 2015

SALVAR PUESTOS DE TRABAJO

                        Tras la comparecencia de Artur Mas, “el octavo hijo de Jordi Pujol”, en la Comisión de investigación parlamentaria, además de conocer que no se enteraba de nada durante todos los años que ha estado en la primera o segunda línea de la política catalana, sabemos al menos que sí intervino en el escabroso asunto de las ITV, en el que está imputado uno de los hijos del ex Molt Honorable President Pujol, aunque, eso sí, fue para “salvar puestos de trabajo” (sin comentarios) lo que, como ven, es digno de alabanza tal como está el empleo en España y, por tanto, en Cataluña. Viene a declarar Artur Mas que el fraude de Pujol y su clan es un asunto familiar, intentando así aislar a su gobierno del escándalo, mientras el PP le acusa de estar al corriente de las corrupciones de la familia de su “padre político”, aunque admite que el ex Molt Honorable le trasladó en algún momento su preocupación por las actuaciones de sus vástagos, que no son pocos, y dice que en “un país pequeño” (es decir, en Cataluña) es normal que seis miembros de la familia trabajen para la Generalitat (hombre, si dicha familia tiene espíritu de sacrificio por servir a los demás, es casi normal que casi todos sus miembros estén enchufados en el asunto). Además Artur Mas, que hasta ahora afirmaba que se había enterado de que su padre (no el político sino el natural) tenía dinero en un paraíso fiscal, concretamente en Liechtenstein, cuando se conoció la investigación de la Audiencia en 2008, reconoce ahora que siempre supo lo de las cuentas de su padre. En definitiva, como suele suceder en España con todas las comisiones parlamentarias de investigación, pasó la comparecencia de Mas sin pena ni gloria, su estrategia de la amnesia, tan de moda en los últimos tiempos, sigue funcionando a la perfección. Y la indignación de los contribuyentes también. Aunque curiosamente ni el más mínimo alboroto, ni la más mínima protesta… hasta en esto de la corrupción Catalunya es diferente. ¡Qué sucedería si idéntica circunstancia se diera en cualquier otra comunidad autónoma o en el mismísimo gobierno central! Imagínenselo ustedes.
            Entretanto, mientras la dirección del PSOE expresa su “preocupación” por la situación de Tomás Gómez, en Podemos no se atraviesa por el mejor momento ya que, a pesar de que Monedero muestra extractos de tres cuentas sin enseñar movimientos ni saldos en fondos de inversión para rebatir lo publicado en los medios, se sabe que tenía 682.508 euros el día en que fundó Podemos como partido político y que en el último ejercicio económico acumulaba casi 700.000 euros, por lo que PP, PSOE e IU piden a Pablo Iglesias que explique cómo se financió su partido, mientras que, según NCReport, uno de cada cuatro simpatizantes de Podemos ya exige la dimisión de Monedero por sus escándalos económicos. Y todo ello cuando la lista del informático Falciani, el empleado del HSBC que se llevó los ficheros del banco sobre prácticas de evasión fiscal, pone al descubierto 4.000 cuentas de españoles en Suiza, entre ellos el fallecido Botín o Fernando Alonso, que acumulan en total unos 1.800 millones de euros… Y mientras Falciani, fichado finalmente por Podemos, dice que lo publicado “no es más que la punta del iceberg”, el Ministro Montoro avanza que es “un aperitivo de lo que prepara Hacienda”; en fin, como para que Monedero diga que no le tiene miedo alguno al Ministro.
            En cuanto a otros asuntos, un demoledor informe del Tribunal de Cuentas pone en evidencia el descomunal descontrol en la Universidad en general, denunciando una gestión deficiente, opaca y que busca eludir la fiscalización externa creando entes paralelos, aunque seguro que en algunas, como la Complutense, tendrán un concepto distinto…que le pregunten a Podemos, pues, al menos, ha servido como crisol para dar a luz esta nueva opción política que, según sus promotores, todos ellos profesores de la misma, traerá el maná a España y al resto de Europa. Y mientras Interior anuncia una presión “insoportable” sobre los clientes de la prostitución, las denuncias de 313 testigos protegidos salvan a 12.000 mujeres de caer en lo que algunos definen como el oficio más antiguo del mundo.
            En cuanto a noticias del exterior, el presidente Obama dice tajante que “Rusia no puede cambiar las fronteras de Europa a punta de pistola”, en tanto que junto a Merkel apoya las sanciones como la mejor opción, aunque EEUU no descarta enviar armas a Kiev. Y mientras, gracias a la citada “lista Falciani”, se conoce que el Gobierno de Venezuela depositó 12.000 millones en el HSBC en Suiza (que el pueblo se muera de hambre es lo de menos), la televisión por Internet llega por fin a Cuba a un precio de ocho dólares, requiriendo banda ancha, gracias a Netflix, el gigante norteamericano de la distribución de series y películas a través de Internet, que ve en la isla una oportunidad de negocio futuro. Por su parte Tsipras reaviva el pánico en los mercados y amenaza con el contagio a Portugal e Italia, en tanto que Juncker no acepta su plan a costa de los demás.          

                                                Jorge Cremades Sena