domingo, 7 de septiembre de 2014

ACTOR PRINCIPAL Y ESPECTADOR SECUNDARIO

                        A pocos días de la Diada, en que la corrupción, protagonizada por el “alma máter” del catalanismo, es, sin duda alguna, la protagonista, desmontando de alguna manera el idílico plan soberanista, inspirado en el “España nos roba”, Artur Mas sigue endiablado en su quimera. La estrategia de su “padre político”, más acorde con la defensa de sus intereses que con los del plan independentista, provoca un choque inevitable con los de su “hijo político”, que no con las de sus hijos naturales, en tanto que sus socios de ERC, como era de esperar, contemplan el declive político personal del Molt Honorable, quien manifiesta que él es el “actor principal” del reto soberanista y considera que ERC, sin nombrarlo (a buen entendedor, pocas palabras bastan), es “espectador secundario” del mismo. Una queja lógica ante la actitud de Oriol Junqueras y compañía, quienes prefieren atizar el fuego para que Mas y su partido, que son los que tienen la responsabilidad de gobernar, se quemen en la hoguera, mientras ellos simplemente se calientan. No extraña que los empresarios catalanes pidan a Mas que “deje ya el pacto con los enemigos de ERC”, que están en las antípodas en lo que se refiere a planteamientos ideológicos con CiU. Por su parte la Vicepresidenta Santamaría le advierte de que el 9-N “puede retrasar la salida de la crisis”, mientras el dirigente socialista, César Luena, percibe que “está bajando el suflé del independentismo”.
            Con suflé o sin suflé, al final, el proceso del “padre espiritual” del catalanismo por su indecente y cínico comportamiento, aunque sólo fuera (que es mucho más) por el fraude fiscal del dinero en Andorra, que él mismo ha confesado, supone un juicio definitivo a tres décadas de corruptelas en torno a CiU (no hay que olvidar que la sede de CDC está embargada por otros asuntos de corrupción) que, inevitablemente, afectan a la entelequia independentista, vendida como proceso limpio e inmaculado. En todo caso, nuevas encuestas, tanto la de Metroscopia como la de NCReport, indican que una mayoría de catalanes quiere respetar el fallo del Constitucional, es decir, la legalidad, y no apoyaría la consulta si es ilegal; más mayoría aun es contraria al independentismo si ello supone la salida de Cataluña de la UE. Dos cuestiones que, como todo el mundo sabe, son inevitablemente ciertas, pues la consulta que Mas pretende y ERC le exige no se ajusta a la Constitución y, en caso de que se produjera la independencia, más aún si fuera mediante un proceso ilegal y unilateral, el nuevo Estado quedaría inmediatamente fuera de los tratados de la UE ya que el depositario de los mismos es el Estado matriz, en este caso, la amputada España. Apenas un tercio de catalanes, según las encuestas, estaría dispuesto a correr semejantes riesgos, entre otras cuestiones porque, como dice el eslogan del PP en Cataluña, la mayoría de los catalanes son legales. Esto es lo que Mas y compañía no quieren ver, cegados por la venda que les pone ERC, CUP, ANC…..
            En cuanto a otros partidos se refiere y sobre otros asuntos, mientras Cospedal dice que “la elección directa de alcaldes podría ampliarse en el futuro a los presidentes autonómicos” (sin lugar a dudas no se consolidaría el esperpento de hipotecas políticas como la catalana, pues el aval del gobernante sería el del pueblo directamente y sin intermediarios, bien en primera o segunda vuelta), UPyD vapulea a Sosa Wagner y no se lo pone fácil a Ciudadanos al imponer requisitos “no negociables” para pactar e ir juntos en las candidaturas, aunque Rivera dice que “compartimos valores, no hay excusa para no abrir el diálogo”. Y, en cuanto a Podemos se refiere, no sé si se pueden o no compartir valores, supongo que algunos sí, pero lo que no se puede compartir son sus proyectos, pues los economistas, al margen de otras consideraciones, ven imposible su programa, ya que sólo su propuesta de renta básica y mejora de pensiones (que en abstracto podría suscribir todo el mundo) elevaría el gasto público en un 70%...; pero, ¿de dónde lo sacarían? Ellos no lo dicen y prefieren mantenerse en la nebulosa como la de su “número dos” Juan C. Monedero, quien, sin bajar a la tierra y a lo concreto, mantiene que “hay que poner un sistema que funcione mejor y liberarnos de los centros tóxicos, como Alemania”. Ni siquiera dice, en caso de que llevase un ápice de razón, cómo nos liberaríamos de Alemania…. ¿expulsándola de la UE?, ¿saliéndonos nosotros?, ¿declarándole la guerra?... A quienes estamos de acuerdo con mejorar el sistema, es decir, mediante reformas del que tenemos, pero en desacuerdo con sustituirlo por otro milagroso y, por tanto, irreal, nos gustaría saber, en todo caso, cómo se llegaría a ese sistema nuevo que, según él, “hay que poner”. Me temo que nos quedaremos con la incertidumbre.
            Y, mientras los yihadistas españoles que militaban en Al Qaeda se pasan a las filas del Estado Islámico y Google rechaza la mitad de las 90.000 peticiones de borrado, la crisis política en Francia hunde la confianza en Hollande y Valla, en tanto que los presidentes de Ucrania y Rusia consolidan el alto el fuego, mientras Polonia gana peso en la UE como frontera tras las amenazas del este. Seguramente, si el nuevo sistema que, según Monedero, “hay que poner” se pone también en Europa y en el resto del mundo, estas cosas no sucederían.
            En fin, enhorabuena a la Selección Española de Basket que, ganando a la de Senegal por 89-53, pasa a la siguiente ronda, aunque dejando dudas en el tiro exterior.


                                                Jorge Cremades Sena