viernes, 5 de septiembre de 2014

EL BCE SE MOJA

                        Con división de opiniones, aunque en su inmensa mayoría favorables, ha sido acogida la decisión de Mario Draghi, Presidente del Banco Central Europeo, de inyectar dinero en la economía y rebajar los tipos de interés al mínimo histórico desde que existe el euro, dejándolo en el 0´05%, así como el anuncio de compra masiva de deuda privada a partir de octubre de hasta unos 500.000 millones y la presión a la banca, penalizando los depósitos de los bancos con un 2% para fomentar que concedan más créditos a familias y empresas. Por fin el BCE se moja y actúa con firmeza para evitar una nueva recesión en Europa y, como era previsible, los mercados han respondido con euforia al paquete de medidas. Las bolsas europeas cierran con fuertes subidas y el Ibex, subiendo un 2%, recupera los 11.000 puntos, la prima de riesgo española baja hasta los 120 puntos y el euro se hunde en el mercado de divisas por debajo de los 1´30 dólares. Un verdadero revulsivo a la economía europea que ojala se traduzca en crecimiento y generación de empleo. En todo caso, si los diversos gobiernos de los países socios no se ponen las pilas en equilibrar sus cuentas y ajustar sus respectivas economías (Francia acaba de empezar a hacerlo e Italia ni lo ha intentado hasta la fecha), ni la firmeza del BCE, ni las alternancias políticas, ni un milagro, sacará a la UE de los desequilibrios actuales, por más que algunos, estas cuestiones de ajuste del déficit, deuda, balanzas, primas de riesgo, etc etc se las tomen como un mero dato estadístico.
            Y hablando de tomarse las cosas de forma equivocada, Artur Mas, cada vez más acorralado, les comunica ahora a los empresarios catalanes que “la libertad tiene un precio” y que la consulta no implica la secesión, mientras que PP, PSC y ERC ya asumen el adelanto electoral. Además, ahora se da cuenta el Molt Honorable que en su desvarío “unos se llevan las bofetadas y otros las caricias”, así se lo reprocha a Junqueras en una reunión con empresarios por su falta de compromiso con el Govern y por no querer compartir listas en una supuestas elecciones adelantadas. ¿A qué libertad se refiere Mas? Sin comentarios. Entretanto el PP desbloquea la comisión de investigación sobre los Pujol, que, según Más, no tendrá repercusión política (otros piensan que a CiU le entra pánico el alcance de dicha investigación), mientras se conoce que los Pujol reclamaron a Hacienda la devolución de 12.695 euros, que la matriarca y sus hijos Mireia, Pere y Marta (los menos sospechosos de haber metido la mano en la caja) solicitaron en el IRPF de 2013. Tributar por los fondos en Andorra que Ferrusola atribuyó a una supuesta herencia a su favor, no, pero olvidarse de reclamar a Hacienda la pertinente devolución por las rentas declaradas, tampoco. Una forma peculiar de entender que al César lo que es del César... Sin embargo, en julio no se olvidaron de transferir al Banco de Madrid 3´1 millones de euros para pagar a la Agencia Tributaria, supongo que en concepto de regularizaciones o afloramientos de determinados caudales ocultos.
            En fin, como esto de las corrupciones, corruptelas o, según algunos, irregularidades, está tan de moda y todos conocen la estrategia de los implicados cuándo comienza a detectarse el asunto, que suele ser muy parecida (primero lo niego, luego voy asumiéndolo como mejor puedo según me van poniendo más evidencias sobre la mesa y finalmente, si me condenan, pido el indulto), llama la atención que ahora, cuando la Junta de Andalucía, obligada por las circunstancias (antes era como mucho un asunto de cuatro pillos), reconoce ya unos 100 millones de fraude en cursos de formación y EREs (algunos elevan la cifra a muchísimo más), y le reclama a UGT la devolución de algunos de estos millones, el sindicato decide llevar a la Justicia a la mismísima Junta por la “falta de control” de las ayudas. Ninguno está exento de razón pues, obviamente, es obligación de cualquier gobierno velar por el buen uso del dinero público y, obviamente, reclamar su devolución a quienes hayan hecho mal uso del mismo (al margen de los delitos que hayan podido cometer) y especialmente si tenían un carácter finalista; pero también es cierto que cualquier ente u organismo, en este caso un sindicato, sabe perfectamente que sus cuentas han de ser claras y trasparentes, al menos en cuanto se refiere al dinero público que reciban del Estado, como es el caso. Así pues nadie entiende que, cuando unos y otros ya están en fase de prepararse para pedir el indulto (es más que probable una condena, ateniéndonos a las pruebas aportadas en el expediente en curso, incluso muchas de ellas reconocidas por sus protagonistas), nos ilustren con acusaciones delictivas recíprocas que ni unos ni otros desmienten (esta fase ya quedó muy atrás), reconociendo ambos la veracidad de las mismas. Es decir, yo te doy dinero ilegalmente sin control alguno, tú te lo gastas ilegalmente a tu libre albedrío; pasan los años y nos pillan, entonces te pido que me devuelvas al menos parte de lo malversado; no sólo no te lo devuelvo, sino que además te denuncio por no haberlo controlado desde el principio, omitiendo que yo me he aprovechado de ello y he hecho lo propio, utilizarlo inadecuadamente. Un verdadero círculo vicioso, nunca mejor dicho. Entre pillos anda el juego.
            En cuanto a otros asuntos, no ganamos para sorpresas. Ahora resulta que la Reforma del Poder Judicial elimina de golpe 15.000 aforados, cuando, desde hace un tiempo, estamos enredados con las dificultades del asunto al requerir la modificación de la Constitución y los Estatutos de Autonomía. ¿En qué quedamos? Y más que sorpresa es curiosidad pintoresca que un asesor del PP haya registrado el dominio Guanyem (el partido creado por Ada Colau para dar el salto, como Pablo Iglesias, a la “casta” política) y pide 20.000 euros, que deben ir a una ONG, respondiendo Guanyem con una querella. Y el sorpresón es que algunos se sorprendan de que Pablo Iglesias se “emociona” ante la agresión de un manifestante a un policía en una manifestación, tal como dijo en su programa La Tuerca y aparece en un video, cuando el objetivo antisistema de Podemos lo que pretende es cargarse este sistema democrático y sustituirlo por otro en el que impere una “justicia proletaria”, en la que, obviamente, la policía nada tendría que ver con la de aquí; después de su “pido disculpas por no romper la cara a los fachas con los que discuto en TV” y su posterior invitación a los asistentes al acto para, al terminar la charla, “en vez de mariconadas del teatro nos vamos de cacería a Segovia a aplicar la justicia proletaria como se merecen unos cuantos” poco más se puede añadir acerca de semejante personaje, recientemente instalado en la “casta” política española. ¡Cómo es posible que alguien se sorprenda!
            Y fuera de aquí, mientras España descarta enviar armas a las milicias antiyihadistas, la OTAN prevé actuar contra el Estado Islámico si lo pide Irak, por lo que, tanto Obama como Cameron, andan explorando fórmulas para atacarlo no sólo en Irak sino también en Siria, pero recabando antes apoyos de países árabes, aunque el mandatario británico rechaza un pacto con Asad. Además, la cumbre de la OTAN ultima su rearme militar en Ucrania frente a Putin. Entretanto Hollande en Francia no gana para sustos; por si tuviera poca crítica desde su propio partido socialista, dividido por el asunto de los recortes, se le añade la de su ex pareja que, en un libro, le acusa de despreciar a los pobres. ¿Fría venganza de una ex primera dama, como titula algún medio? ¿Cierto que, según Trierweiler, les llama “sin dientes” despectivamente? Que cada cual saque sus conclusiones, aunque hay que tener en cuenta que no hay nada peor que una ex vengativa. Bueno, también un ex, vaya a ser que salga en los periódicos, pues ya saben que en algunos asuntos hay que andar con pies de plomo.


                                               Jorge Cremades Sena