domingo, 21 de septiembre de 2014

LEY DE CONSULTAS CATALANA

                        Como era de esperar la Ley de Consultas catalana es aprobada por el Parlament con 106 votos a favor y 28 en contra, es decir, con el 78´5% de los votos. Mas y compañía, sabiendo que dicha ley no le faculta para convocar el referéndum independentista, sigue empeñado en no dar marcha atrás, en tanto que Gobierno y PSOE le piden que rectifique y que acate la Constitución. Salvo el PP y C´s todos los demás, incluido el PSC, se han posicionado a favor de dicha Ley, aunque los socialistas e Izquierda Unida se hartan de decir que no votarían a favor de la independencia. La cuestión es, ¿entonces por qué apoyan una ley cuyo objetivo es dar apariencia de legalidad a la convocatoria de un referéndum ilegal?; así se lo recuerda Rivera, el líder de C´s, al decirles que “Toda España lo sabe menos ustedes, esta ley es para un referéndum ilegal”. Ellos sabrán. Ahora Mas elegirá el momento de la convocatoria ilegal cuando más favorable le sea, mientras el Gobierno ya tiene preparados los recursos pertinentes ante el TC. Ni los resultados en Escocia, ni el sentido común, ni el “no” de Rajoy, ni las voces que le piden que tome el mismo camino que Salmond ante su fracaso independentista, ni la exigencia desde Moncloa a “una última reflexión”, ni nada de nada, detiene la locura del President catalán, por más diluido que cada día vaya quedando su proceso, al extremo de que hasta ERC parece que baja un poco su tono y se retracta anunciando que no llamará a una rebelión civil contra el fallo del TC, en tanto que Sánchez anuncia que pedirá “antes del 9-N, abrir la reforma federal”, añadiendo, a mi juicio, más confusión al asunto.
            Donde, tras el referéndum escocés, hay confusión es en el Reino Unido, donde se da paso a una reforma del modelo territorial, mientras que el líder escocés independentista dimite tras la clara derrota del voto separatista. Mientras la Comisión Europea aplaude por “una Europa fuerte con Estados fuertes” y la Reina Isabel II apela a la unidad que han elegido los escoceses con espíritu “de mutuo respeto”, Cameron, anunciando que la descentralización será para todo el Reino Unido, no sólo para Escocia (una especie de café con leche para todos, como sucedió en España con las autonomías), lleva al Reino Unido a una crisis institucional.
            Bueno, y en España, mientras el nuevo PSOE abre su primera guerra interna en Madrid por el asunto de las primarias, y Sánchez promete a los empresarios que los socialistas no pactarán con Podemos, en el PP bajan las aguas turbias por el asunto del aborto. Acabado el plazo que anunció Gallardón con el último Consejo de Ministros, el aparcamiento de la reforma de Gallardón o su suspensión definitiva abre una brecha en el seno del PP entre partidarios y detractores de que se mantenga la promesa electoral de finiquitar la Ley Aído. De momento Gallardón queda desautorizado en tanto que una encuesta de NCReport dice que el 68% de los votantes de centro derecha pide que se cambie la actual ley del aborto, mientras que, para evitar que la reforma les afecte en las próximas elecciones, una serie de barones del PP presionan al Gobierno en contra de lo que prometiera en campaña. Ante el panorama incierto que tenemos de cara a las próximas elecciones y la incierta gobernabilidad que, según las encuestas, se dará tras las mismas, sólo falta ya que tanto PP como PSOE, los dos partidos que han gobernado España casi desde que se inició la democracias, anden ahora a la gresca interna, haciendo oposiciones para conseguir mayor descrédito del que van acumulando progresivamente.
            Y el ébola, que sigue haciendo estragos, obliga a que otro misionero español, infectado por el virus, tenga que ser evacuado de Sierra Leona para ser ingresado en Madrid.
            En el preocupante asunto del terrorismo internacional, mientras España quitará la nacionalidad a los yihadistas condenados, Ahmed Rashid, uno de los máximos expertos en integrismo, dice que “Al Qaeda no está acabada“ y que “Lanzará un ataque en Europa o EEUU”. Vamos, como para quedarnos con los brazos cruzados. Y entretanto en Francia, Sarkozy vuelve a la política con la vista puesta en la presidencia para “limpiar el partido de arriba abajo”, aunque otros opinan que es para blindarse de las imputaciones pendientes que tiene por asuntos de corrupción. Por tanto, tiempo al tiempo.
            Y en temas deportivos, mientras se investiga a un primer jugador imputado por amaño de partidos en la Liga de Fútbol, concretamente en el Girona-Xerez del año pasado, el Real Madrid se da un festín de goles en Riazor, 2-8, mientras el Celta frena en el Calderón al Atlético de Madrid, 0-0.


                                               Jorge Cremades Sena