sábado, 24 de enero de 2015

¿DÓNDE ESTÁ EL PP? ¿ASPIRA A GANAR?

                        Son las preguntas que públicamente hacía Aznar a sus compañeros congregados en la Convención Nacional del PP en el discurso inaugural del mismo. Además dejó caer algunas sentencias como “cada uno tienen que responder de sus actos; yo respondo de los míos”, “España necesita que el PP esté y que se note que está” o “no vuelvo de ninguna parte porque nunca me he ido”. Y, como era de esperar, según unos u otros, cada uno interpreta sus palabras como mejor considera o le conviene. Aznar espolea, enmienda, llama a la unidad, reclama las esencias, llama a la movilización… y tantas y tantas diferentes conclusiones como quiera cada uno. Al final, en sintonía con la esencia del evento, una convención partidaria, un llamamiento a los compañeros del partido para que en este año electoral pongan toda la carne en el asador, sin olvidar el mínimo detalle, para intentar ganar las elecciones. Un llamamiento a la unidad y una invitación a aquellos militantes o simpatizantes que, como sucede en casi todos los partidos, están desencantados por determinadas formas de proceder o de actuar de sus dirigentes. Más aun cuando Bárcenas, recién salido de la cárcel, está dando palos a diestro y siniestro, manifestando claramente que Rajoy “conocía” la Caja B y “la contabilidad B del PP desde el principio”. En definitiva, lo de Aznar es toda una apelación a cerrar filas, basándose en las esencias del partido, como la defensa de las víctimas del terrorismo o la unidad de España para que, además de la gestión económica de la que presume el Gobierno, el PP se pueda recuperar antes de las elecciones y atraer de nuevo buena parte de los votos que, según las encuestas, ha ido perdiendo a lo largo de esta legislatura. Entretanto en el PSOE, sus líderes regionales exigen calma hasta las municipales y se respira un cierto alivio ante la posible marcha de Alaya, la jueza que instruye los EREs, a la Audiencia de Sevilla, que le concederá el CGPJ, despejando aún más el horizonte electoral de Susana Díaz. Y en Podemos, el tercer partido en discordia, también se precipitan los acontecimientos, mientras que la popularidad de su líder, Pablo Iglesias, baja un 89% en Internet en tanto que se disparan las búsquedas de su relación con Tania Sánchez (al parecer, han roto su relación y ya no son pareja, según ellos, por “cuestión de distancia” aunque se especula que no es la única razón de su ruptura), su lugarteniente, Monedero, atraviesa últimamente demasiados problemas ya que ingresó otro millón de Venezuela desde una fundación, recibiendo dos pagos a través del Centro de Estudios Políticos y Sociales, cuya sede está en Valencia y gestiona el catedrático de Derecho Roberto Viciano, y curiosamente el mes pasado pidió permiso a la Universidad para tener negocios privados, mientras que ya le han puesto una denuncia por fraude. 
            En cuanto a otros asuntos destacar el hallazgo de armas en un camión con drogas que iba a Francia, por lo que la policía investiga las conexiones del narcotráfico con la yihad, siendo detenidas cien personas en España con hachís y armas de guerra en su poder, gracias a una operación en que han colaborado agentes de Marruecos y de Francia.
            Y en asuntos del exterior, mientras Syriza, según las encuestas, amplía su ventaja en el final de la campaña griega, el nuevo rey de Arabia Saudí, tras la muerte de su hermano, nombra de inmediato a sus dos sucesores.

                                                Jorge Cremades Sena