miércoles, 28 de enero de 2015

LA HUCHA DE JORDI PUJOL

                        Ahora resulta que, según el ex Molt Honorable Jordi Pujol, su fortuna oculta en Andorra “era como una hucha”, según ha declarado al juez intentando justificar con una supuesta carta de su padre, que no aporta al juzgado, el origen de la misma. Según la historia rocambolesca que cuenta Jordi, su fallecido padre remitió unas cartas a su esposa en las que le explicaba el origen de los 140 millones de pesetas que le transfirió a ella en exclusiva, dejando fuera del legado patrimonial a su cuñada, la hermana de Jordi, quien, como ya saben, cuando su hermano publicó que el dinero procedía de una herencia de su padre le contestó asombrada “Jordi, ¿de qué herencia hablas?”. Una historia como la del cuento de la lechera, pero con final feliz, que, por arte de magia, se ha transformado con el paso de los años en la inmensa fortuna actual (en euros) que disfruta toda la familia, que, como ya saben, tiene a casi todos sus miembros imputados por diversos delitos de corrupción. Pero el actual patriarca tiene explicaciones para todo y, como es imposible que, a diferencia del milagro de los panes y los peces, el enriquecimiento desorbitado obedezca a causas sobrenaturales, atribuye la gestión de dicha fortuna oculta a dos personas, lamentablemente fallecidas, que, obviamente, nada pueden aclarar al respecto. Y, para rematar la faena, la misteriosa decisión de su padre de dejárselo todo a su nuera Marta Ferrusola y a sus nietos, los hijos de Marta y Jordi, sin incluir a éste y a su hermana, es porque no tenía buena relación con su hijo a causa de su dedicación a la política (sin que se sepa por qué hizo lo propio con su hermana). Así, un testamento en el que no consta para nada dicha herencia y unas misteriosas cartas, que nadie aporta, aclaran y lo explican todo. Entretanto, el fiscal cree que Oleguer Pujol, uno de sus hijos, ocultó a Hacienda 89 millones, dando por buena la cifra de dinero en el extranjero que afloró recientemente. Es la eterna historia de esta ristra de casos que salpican al clan Pujol… y eso que algunos de ellos se quejan de que lo que les sucede es por llevar el apellido que llevan. No les falta parte de razón, pues de no pertenecer a dicho clan, lo más probable es que la hucha no hubiese dado tanto de sí.
            Y de la hucha de los Pujol al billetero de Monedero, el número tres de Podemos, que tampoco anda vacío. Mientras Montoro revela que Hacienda investiga si el político-profesor ha defraudado, la Complutense analiza si eludió pagarle 85.000 euros del contrato suscrito con Venezuela, en tanto que la fundación CEPS dice que no fue “intermediario” en las transferencias por un millón de euros. Por otra parte se especula con que Monedero falseó o al menos exageró su currículum académico al extremo de que profesores a los que cita como referencia niegan conocerle, al igual que algunas instituciones en las que dice haber trabajado lo niegan. Un asunto que convendría aclarar con pelos y señales lo más urgente posible, para saber, en definitiva, a qué atenernos.
            Por lo que respecta a otros asuntos, destacar que el TS establece que cargar a una tarjeta de empresa gastos personales es delito; que hay doce imputados por abusos sexuales en Granada, mientras las víctimas de los sacerdotes pedófilos relatan las vejaciones sufridas; que un tercio de los jóvenes justifica la “violencia de control” sobre sus parejas; y que el jefe de la célula yihadista de Ceuta se radicalizó en la cárcel de Topas (cuya directora ha sido destituida) de la que salió en julio pasado. ¡Ah y la mejor de las noticias!: España se financia por primera vez al 0% en el corto plazo.
            Y mientras Europa evoca a las víctimas del Holocausto en su 70 aniversario con una apelación a que no se vuelva a repetir la Historia, los líderes europeos piden más sanciones contra Rusia ante la escalada de violencia en Ucrania. Por otra parte Tsipras conforma su Gobierno, sólo con hombres (¡qué dirían sus homólogos si lo hubieran hecho los partidos de la “casta”) y reducido en ocho ministros respecto al anterior, eligiendo a dos radicales para negociar con Bruselas, mientras el dinero huye de Grecia y se dispara la prima de riesgo hasta los 900 puntos.

                                                Jorge Cremades Sena