domingo, 18 de enero de 2015

DOS OPCIONES: PP Y PODEMOS

                        No es que lo diga yo, lo dice el mismísimo Pablo Iglesias al afirmar solemnemente que “en las próximas elecciones habrá dos opciones: PP y Podemos, en tanto que Albert Rivera, el líder de Ciudadanos (otro partido en alza) manifiesta, con razón, que “necesitamos estabilidad o nos convertimos en Italia”. Es más, Iglesias añade que en 2015 va a “despedir a la casta” al observar que en el primer aniversario de Podemos ya se ha convertido, o está muy cerca de hacerlo, en alternativa de gobierno y, consciente de ello, arremete y carga contra el PSOE, la alternativa tradicional, y muy especialmente contra su líder, Pedro Sánchez, diciendo: “Rajoy apoya a Samaras, yo a Tsipras, ¿a quién apoya él?”. Un ataque en toda regla ante la incapacidad del PSOE de conformar un proyecto de izquierda democrática de talante socialdemócrata frente al de izquierda radical que defiende Podemos, más o menos en la línea que venía defendiendo IU, por más que Iglesias diga por activa y pasiva que su proyecto no es ni de izquierdas ni de derechas. Y ante este panorama, una encuesta de GAD-3 arroja los siguientes resultados en caso de que se realizaran elecciones generales: ganaría el PP con el 29´3% de votos que supondrían 132 diputados, seguido de Podemos con el 21´1% y 89 diputados y, en tercer lugar PSOE con el 19´2% y 80 diputados; a buena distancia estarían Ciudadanos (6´3%, 11 diputados), CiU (2´8%, 11), ERC (1´8%, 8), PNV (1´3%, 6), UPyD (4´8%, 5), Amaiur (1%, 3), IU-ICV (3´7%, 2), Compromis (1´4%, 1) y otros (4´5%, 2), lo que de entrada, en caso de que así fuera, supondría una Cámara de complicados acuerdos de gobierno, teniendo en cuenta que, salvo que luego cambien de opinión, Podemos se opone a pactar tanto con PP como con PSOE y éste dice lo propio respecto a los populares. Asimismo sería obvio que Podemos no sólo fagocita a IU, sino que destroza las expectativas del PSOE, a quien señala, hoy por hoy, como su gran contrincante electoral. Y destacar, por supuesto, las ventajas que tienen en el sistema electoral los partidos nacionalistas que con escaso porcentaje ganan más escaños que otros partidos de ámbito territorial español. En fin, PP y PSOE sabrán por qué no han planteado ya una ley electoral mucho más justa y equilibrada. Valga como ejemplo que, con la ley vigente en Grecia, por ejemplo, no se tendría este problema ya que el partido ganador (en este caso el PP) sumaría un cupo de 50 escaños como premio, pero claro, si Pablo Iglesias la aplaude en Grecia, no se sabe lo que diría si dicha ley fuera en España, como mínimo que no era democrática. En fin, que mientras PP y PSOE confían en que Podemos se desinfle, lo cierto es que, hasta el momento, ninguno de los dos incrementa sus apoyos de forma sustancial.
            Entretanto, mientras el Gobierno de Rajoy prepara un plan integral contra el yihadismo, buena parte de la izquierda boicotea en España el plan antiterrorista aprobado en la UE (Monedero, por ejemplo, dice que ahora no es el momento de actuar en caliente) que, obviamente entiende que sin seguridad no hay libertad. Por ello los países vecinos ya han puesto en marcha medidas que aquí son rechazadas algunas de ellas incluso por el PSOE. Valga por ejemplo la prohibición de entrada y salida del país y control de comunicaciones y webs en Francia, la obligación de las compañías aéreas de entregar los datos de pasajeros en Reino Unido, o la retirada del DNI a los sospechosos de formar parte de grupos terroristas en Alemania. No extraña que Rajoy apele a un gran consenso nacional contra el terrorismo, cuando la frontera de Ceuta es un verdadero coladero y, por tanto, un reto no sólo de España sino de toda la UE. No en vano, como dice la socialista Anne Hidalgo, alcaldesa de París, “el antisemitismo está creciendo en Francia desde hace años”; si no somos capaces entre todos de luchar con eficacia contra el terrorismo, proceda de dónde proceda, seguirán creciendo todos los “antis” contra todas las creencias religiosas, cuyos creyentes, en su inmensa mayoría son personas totalmente pacíficas.
            Y, hablando de terrorismo, en San Sebastián miles de personas, convocadas por la izquierda abertzale, protestan contra las detenciones de abogados de ETA, en tanto que la portavoz de Bildu y tres etarras asesinos asisten al homenaje a Bolinaga, como es el caso de la diputada Ugarte, y los históricos Zabarte, Agirre y Letona, que no pocos consideran una verdadera vergüenza.
            En cuanto a otros asuntos se refiere, mientras el PP evita la autocrítica y dice ser “ajeno” a la Caja B que le atribuye Anticorrupción, Alicia Sánchez-Camacho, la Presidenta del PP en Cataluña, dice que “el 27-S es una gran ocasión para que despierte la minoría silenciosa”… ¡Hay tantas grandes ocasiones para despertar y sobre tantas cosas! En fin, ojalá que en esta ocasión así sea.
            Finalizaremos con el Papa Francisco que en Filipinas desafía a la lluvia y al viento para reunirse con cientos de miles de damnificados por la tormenta que dejó seis mil muertos en 2013.

                                                Jorge Cremades Sena