jueves, 22 de enero de 2015

MONEDERO Y BÁRCENAS

                        Se preguntarán qué tienen en común semejantes personajes. Pues bien, de momento coinciden en que ambos ingresan notables cantidades de dinero sin que ninguno de ellos demuestre en concepto de qué lo perciben. Obviamente no son comparables las fortunas. La de Bárcenas millones de euros por sus habilidades en la Bolsa, aunque nadie le crea; la de Monedero, que se sepa, 425.150 euros, ingresados en su cuenta, supuestamente, aunque tampoco le crea nadie, por sus habilidades en el supuesto asesoramiento sobre la creación de una supuesta moneda común para Venezuela y el resto de populismos sudamericanos. En definitiva, ninguno de los dos justifica fehacientemente sus ingresos y, obviamente, tampoco cumple a rajatabla con sus obligaciones fiscales. ¿Es tan difícil demostrar con pelos y señales por qué  cobraron semejantes cantidades, al margen de sus cuantías? Parece, por incomprensible que sea, que así es. Bárcenas, por su parte, ya ha recaudado los 200.000 euros que le exige el juez para salir de la prisión preventiva y saldrá hoy mismo de la cárcel, mientras que el Sindicato Unificado de Policía denuncia que las sociedades panameñas Duncan y Winsley ocultaron dinero en Suiza del ex tesorero del PP y adquirieron el famoso dúplex de González, el Presidente de la Comunidad de Madrid. Y Monedero, por la suya, que al menos debió declarar los 425.150 euros por IRPF y no por sociedades, anda empeñado en que valga su palabra como aval suficiente de que ha actuado correctamente en este asunto de asesoría bolivariana, mientras que el BCE desmiente que haya trabajado para dicha entidad tal como figura en su currículo. Y por si no hubiese elementos suficientes de relación entre dichos personajes, Monedero pone la guinda diciendo en su defensa que lo suyo se debe a una campaña para ocultar la salida de Bárcenas de la cárcel. Imaginación, como ven, tampoco les falta a ninguno de los dos.
            Entretanto, Rajoy inaugurará la Convención del PP con un homenaje a las víctimas, después de que su grupo parlamentario acabe de reinstaurar (tal como califican algunos) en solitario la cadena perpetua, al haber aprobado en el Congreso el Código Penal más duro de la democracia. Sin entrar en detalles sobre la dureza o no del mismo, en lo que respecta a la “cadena perpetua” sí conviene matizar algún que otro aspecto para evitar equívocos más o menos intencionados. No se puede hablar de reinstauración ya que dicha cadena perpetua, cuyo nombre exacto es “prisión permanente revisable” nada tiene que ver con la tradicional cadena perpetua que se derogó en su día. Ahora se trata simplemente de que dicha pena quede en sintonía con la que suele estar vigente en casi todos los países democráticos, demostrándose que es mucho más eficaz a la hora de equilibrar el objetivo de seguridad ciudadana con el de la reinserción del reo, que, tal como estaba previsto en nuestra legislación actual, hacía aguas por todas partes. ¿Acaso no poníamos el grito en el cielo cuando violadores, terroristas, pederastas y otros especímenes por el estilo eran excarcelados sin haberse reinsertado? Lo menos que se puede pedir ahora es algo de coherencia.
            Y coherencia debieran tener los dirigentes socialistas con sus militantes y con sus votantes. La crisis de liderazgo, mal endémico en el PSOE desde hace ya demasiado tiempo, es el asunto más grave que padecen los socialistas. La cita secreta, conocida ahora, de Zapatero con Pablo Iglesias, su posterior elogio a Díaz diciendo que era “la mejor gobernante”, la reunión de ésta con Chacón y Madina… dando pie todos ellos a especulaciones sobre el descontento con Sánchez, cuando le acaban de elegir como líder hace nada, sólo se puede entender desde la mayor de las incompetencias de unos y otros. Quienes ya lo aventuramos públicamente en su momento, reiteramos que o bien Pedro Sánchez da un zapatazo en la mesa poniendo orden en el gallinero, o, lamentablemente, todo está perdido de cara al futuro, que, desde hace tiempo, tiene demasiados gallitos para tan poco gallinero. Al final, algo parecido a lo que desde el Estado y sus competentes instituciones, debiera hacerse sobre algunos asuntos, pues es lamentable que 322 familias de Cataluña tengan que recurrir a Educación para que sus hijos puedan estudiar en castellano, teniendo el Estado que adelantar 6.057 euros por alumno al acogerse (y gracias) a la “vía excepcional” que aprobó el Gobierno para poder elegir el español como lengua vehicular… Y más lamentable aun, yo diría que intolerable, que pidan que las solicitudes sean anónimas para que los escolares no queden “marcados” en sus colegios. Estas cosas sólo pasan en España, siendo insólitas semejantes peripecias simplemente para poder estudiar en tu propio país en tu propia lengua y usarla en los centros educativos con absoluta normalidad.
            En fin, dejando estas miserias aparte por un instante, la buena noticia, sin lugar a dudas, es que por fin el BCE (no sabemos si con el asesoramiento o no de Monedero) comprará deuda pública; un 13% de los bonos a largo plazo que adquirirá serán españoles; Draghi, por fin, anunciará hoy un programa de compra masiva de deuda que supondrá para España más de 50.000 millones de euros al año, gracias a este impulso de la economía del BCE inyectando 600.000 millones.
            En cuanto a noticias del exterior, destacar que Lutz Bachmann, fundador del movimiento xenófobo alemán Pegida, dimite tras vestirse de Hitler; o que se celebra la primera reunión oficial entre Cuba y EEUU. Entretanto prosigue la investigación sobre la muerte violenta del fiscal argentino Nisman, ya que nuevas pruebas cuestionan la tesis oficial al respecto, al hallarse un pasadizo de entrada y huellas en su casa y al conocer que un alto cargo del Ministerio de Interior llegó al lugar del suceso antes que el juez.   

                                                Jorge Cremades Sena